Un perro se convirtió en la víctima del primer caso de gusano barrenador en el país. El peludito tenía una herida abierta, con presencia de larvas, confirmó el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA).

El gusano barrenador es una enfermedad causada por las larvas de una mosca que deposita sus huevecillos en cualquier herida abierta de un animal de sangre caliente, incluyendo a las personas. Horas después de que se han depositado, nacen los gusanos los cuales se alimentan del tejido vivo.

La plaga estaba erradicada desde hacía más de dos décadas en el territorio nacional, pero, reapareció.

“En Costa Rica, el gusano barrenador fue erradicado desde el año 2000, por lo que el caso descubierto es una reintroducción de la enfermedad al país”, reitera Alexis Sandi, jefe del Departamento de Epidemiología del SENASA.

Este caso se presentó en el cantón de Corredores, en la provincia de Puntarenas, cerca de la frontera con Panamá.

Debido a esta situación, las autoridades de SENASA señalan que han intensificado la vigilancia epidemiológica en la frontera sur y que mantienen una comunicación constante con el propietario del perrito.

Panamá emitió un decreto de emergencia a mediados de julio por el incremento de casos del gusano barrenador en su territorio.

Si usted observa animales de producción o domésticos con gusaneras, repórtelos de inmediato a la oficina de SENASA más cercana.

Exit mobile version