La sentencia a 16 años de prisión inconmutables para el expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y la exvicepresidenta, Roxana Baldetti, es considerada como un paso adelante en la lucha contra la corrupción en el país centroamericano.

Desde Estados Unidos, donde se encuentran asilados, la exfiscal general, Thelma Aldana, y el exjefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad, Juan Francisco Sandoval, quienes lideraron la investigación en el caso La Línea, dijeron en sus redes sociales que la sentencia es el fruto del esfuerzo de un equipo de trabajo desde 2015, cuando fue revelada la investigación.

La Voz de América consultó al analista político Julio Rivera, quien remarcó que es un dictamen que puede ser considerado como un “ejemplo” para la clase política del país.

“Lo que se plantea en ella es que los funcionarios públicos, cualquiera sea el rango, están al servicio del país y no para servirse del país”, dijo Rivera.

Sin embargo, para otro analista, Francisco Quezada, el veredicto no es persuasivo para muchos políticos que siguen favoreciéndose del Estado.

“Esta conducta de estos dos funcionarios o la condena del expresidente, Alfonso Portillo, no contuvo a gente que llega al poder político a enriquecerse ilícitamente y continúa y esto no va a generar ningún ejemplo en el sentido de que se contenga el tema”.

Portillo, presidente de Guatemala de 2000 a 2004, fue condenado en Nueva York a 5 años y 10 meses de prisión en 2014 por una corte que lo declaró culpable de aceptar sobornos e intento de lavado de dinero.

Rivera es de la opinión que la sentencia a Otto Pérez demuestra que el sistema puede mejorar.

“Hay que aprender que el sistema de justicia de los países puede ir mejorando, aun cuando tengamos fallas, porque ningún sistema de justicia en el mundo es perfecto, y lo que hoy está sucediendo en Guatemala es un aliciente y es esperanzador para la gran mayoría de guatemaltecos”, explicó Rivera.

El analista Quezada señala también que es un punto a favor de la inversión extranjera.

Pérez, de 72 años, renunció al cargo y fue encarcelado el 3 de setiembre de 2015 tras masivas manifestaciones.

Exit mobile version