Rodrigo Cabezas Moya

Se nos dice que el problema es presupuestario, que no hay plata para tener más policías o patrullas en buen estado o mayor número.

Todas las semanas se hacen allanamientos, cámaras de televisión en mano, en barrios marginales a vendedores de pequeño y mediano monto.

 Pero, ¿cuándo hemos visto allanamientos a casas de los grandes, los que manejan los negocios, o de los que lavan el dinero, sin cuyo aporte no funcionaría el negocio?

 Sobre la captura de grandes cantidades de droga EN TRÁNSITO a otros países, el hecho es muy positivo, pero tiene menos impacto a nivel nacional.

En cuanto al presupuesto, se gasta a manos llenas en publicidad gubernamental, no siempre siguiendo los parámetros establecidos.

Exit mobile version