La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, catalogó como “aprovechamiento grosero, tosco y malvado” las celebraciones de opositores por la corona que ganó en Miss Universo 2023, la joven Sheynnis Palacios, de 23 años.

Murillo dijo que “pretenden convertir un lindo y merecido orgullo y celebración, en golpismo destructivo”.

“Vemos el aprovechamiento grosero, y la tosca y malvada comunicación terrorista, que pretende convertir un lindo y merecido momento, en un retorno, por supuesto imposible, a las nefastas prácticas, egoístas y criminales”, sentenció la vicepresidenta nicaragüense.

Tras el triunfo de la Sheynnis Palacios, quien se coronó como Miss Universo 2023 en un hecho histórico, los opositores dijeron que la joven “era una digna representante del premio”.

El obispo nicaragüense, Silvio Báez, exiliado en Estados Unidos, dijo en la red social X, antes Twitter, que Sheynnis Palacios “hacía brillar el nombre de la patria sufrida”

“¡Gracias por llevar alegría a nuestro sufrido pueblo! ¡Gracias por hacernos tener esperanza en un futuro más hermoso para nuestro país!” dijo Báez, en un mensaje inusual de parte de un representante de la Iglesia católica.

De igual forma lo hicieron exaspirantes a la presidencia quienes también fueron desterrados y enviados a Estados Unidos, luego de varias negociaciones con Washington.

“Qué alegría nos da Sheynnis Palacios, Miss Universo 2023. Has puesto a nuestra querida Nicaragua en alto. Tu belleza universal nos inspira y nos da esperanza en el futuro de nuestra nuestra bella Nicaragua”, escribió en la red X el exaspirante a la presidencia, Juan Sebastián Chamorro.

Nicaragüenses salen a las calles por Miss Universo

Sheynnis Palacios hizo historia el sábado pasado al convertirse en la primera Miss Universo de este país centroamericano; pero, también por lograr que miles de nicaragüenses salieran a las calles a celebrar la corona de la joven, pese a las prohibiciones del gobierno de Ortega de realizar cualquier tipo de manifestación en las calles.

El gobierno nicaragüense en un documento escueto dijo que se “unían al regocijo de Sheynnis y al de su familia” por alcanzar la corona mundial.

Durante el año 2018, Sheynnis se sumó a las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, en las que se pedían elecciones libres. Por su postura, fue víctima de burlas en medios oficialistas.

Exit mobile version