Para tratar de mantener la continuidad del servicio eléctrico durante la actual época lluviosa, la Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca R.L) llama a los asociados mantener los árboles y ramas de sus propiedades lejos de las líneas de conducción de energía, para prevenir interrupciones o averías.

De acuerdo con la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), cada usuario del servicio de electricidad costarricense experimentó en promedio 7 cortes o interrupciones durante el 2022. El 40% del total de las interrupciones se produjo por el contacto de la flora y fauna con la red eléctrica.

En el caso de Coopelesca, los asociados experimentaron en promedio 5.6 interrupciones en el 2022, de las que el 91% se originaron por causas externas, las cuales incluyen lluvia, viento, y el roce de árboles, vegetación y fauna con el tendido eléctrico.

Para prevenir las averías de electricidad generadas por factores externos, la Cooperativa anunció que ha intensificado las labores de mantenimiento de su red eléctrica, mediante acciones como el desrame de árboles y la realización de trochas más profundas.

Sin embargo, cuando los asociados permiten que árboles de sus propiedades crezcan cerca o debajo del tendido eléctrico, aumenta el riesgo de que se produzcan cortes en el servicio de electricidad.

Debido a lo anterior, mediante la campaña “Evitemos averías”, este mes de julio, Coopelesca brindará recomendaciones a sus asociados para que estos puedan contribuir en el aseguramiento de la calidad y la continuidad del servicio eléctrico y para que, además puedan prevenir accidentes de electrocución de fauna silvestre y seres humanos.

“Trabajamos para brindar un servicio eléctrico de calidad y sin interrupciones. Pero, la responsabilidad es compartida. Si usted es dueño de una propiedad, mantenga libres de vegetación las áreas que se encuentran cerca del tendido eléctrico, desrame los árboles que dan sombra a los caminos públicos, descuaje sus cercas cada año y siga todas las recomendaciones que le daremos en los próximos días”, indicó Juan Carlos Vargas, líder de Operación y Mantenimiento de la Red Eléctrica.

Según Vargas Hernández, Coopelesca poda rutinariamente los árboles y la vegetación que crece cerca de las líneas eléctricas, por lo que les solicita a los asociados que no intenten podar los árboles que están a 2 metros o menos de un cable eléctrico, y les invita a reportarlos al número 2401-2880.

Los dueños de propiedades que impidan el retiro de árboles, ramas y otros obstáculos que afecten la calidad del servicio de electricidad, recibirán una notificación en la cual se les indica que cuentan con un plazo de 30 días hábiles para efectuar los trabajos de despeje de las líneas eléctricas.

Exit mobile version