El diputado sancarleño, Joaquín Hernández, presentó el proyecto de ley 23.562, que tiene como objetivo modificar la Ley 8114 Simplificación y Eficiencia Tributarias y sus reformas, para destinar recursos a puentes en rutas nacionales y rutas cantonales para su construcción, rehabilitación, ampliación de carriles, conservación y mantenimiento.

La iniciativa de Hernández pretende modificar la distribución de los ingresos producto del impuesto único a los combustibles, para que del 51.4% que de ese impuesto se deja el Ministerio de Hacienda en Caja Única, se adicione un 7.5% más al CONAVI para atender puentes de rutas nacionales y un 7.5% más a las municipalidades, para atender puentes de rutas cantonales.

Según su justificación, expertos en la materia y diferentes instituciones hacen ver en informes, estudios y diagnósticos que, de los más de 3 mil puentes de Costa Rica, solo el 4% de están en buen estado; un 34% en estado deficiente y el restante de puentes, si no se intervienen pasarán a estado deficiente, lo que convierte este tema en una gran amenaza para los conductores, peatones y para la misma economía del país, ya que son obras de infraestructura claves. 

Muchos puentes ya cumplieron su vida útil y tienen un deterioro alarmante. Dentro de los problemas más comunes están la socavación de bastiones, agrietamientos, deformaciones, oxidación, falta de barandas y falta de espacio seguro para pasar los peatones, sin dejar de lado la necesidad de ampliar los carriles de muchos puentes que generan congestión vial.

El impuesto único sobre los combustibles se creó en su momento con el objetivo de tener una red vial de primer nivel y eso no se ha logrado, en especial porque actualmente el 51.4% de los ingresos de ese impuesto a los combustibles se destina para otros fines que no son los originales del espíritu de la Ley.

Exit mobile version