Presunto traficante de drogas de Venecia escogía la piña para rellenarla de cocaína

Investigación de la PCD reveló que dicha estructura se dedicaba al trasiego de cocaína en contenedores con piñas de exportación a Europa.

Luego una investigación de 11 meses que terminó ayer con la captura de dos primos sancarleños de apellido Alfaro Camacho y Camacho Artavia, que al parecer, enviaban cocaína a Europa en piña, las autoridades lograron determinar que uno de los sujetos escogía la piña adecuada para introducir la droga y hacerla pasar como un fruto común.

Según el Ministerio de Seguridad, uno de los primos de apellido Camacho Artavia, de 37 años, era el encargado de seleccionar que la fruta cumplía los requisitos para rellenarla de droga y con ello enviarla al viejo continente en contenedores.

La fruta era enviada de la empacadora Inversiones Shalom, propiedad de Alfaro Camacho con destino a España y Bélgica.

En Costa Rica, la Policía de Control de Drogas (PCD) determinó que Camacho Artavia tenía una activa participación como líder, pues se encargaba de buscar y obtener la fruta que cumpliera con las características requeridas para el ocultamiento de droga. Esta investigación recibió la colaboración de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y de la Agencia para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés (DEA).

Ayer la policía allanó las viviendas de los primos ubicadas en Venecia de San Carlos, donde fueron detenidos.

Narco estructura criminal

Según la PCD, los primos conformaban una narco estructura criminal dedicada al tráfico internacional de drogas, la cual utilizaba como mampara las exportaciones en contenedores de piñas, mismas que iban con cocaína de Costa Rica hacia Europa.

En los inmuebles allanados se encontró una mata de marihuana de 52 centímetros de altura, detalló la policía.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad, el 18 de enero del 2018, la PCD comenzó la investigación contra esta organización criminal que operaba cerca de un centro educativo en San Carlos. Asimismo, se obtuvo información de la Policía Española, donde se indicaba de dicha narco estructura, la cual manipulaba el cuerpo de la piña para introducir la droga que era exportada a Bélgica y Holanda, donde era comercializada.

A lo largo de la investigación, los agentes de la PCD concretaron dos decomisos de droga, el primero fue en el puerto de Algeciras en España, el 18 de noviembre del 2017, con un resultado de 33 kilogramos de cocaína en piñas provenientes de la empresa Inversiones Shalom, propiedad de Alfaro Camacho. Hecho conseguido gracias a la efectiva comunicación entre la PCD y las autoridades de España, quienes gracias a esto realizaron una serie de detención en dicho país europeo.

El segundo de los decomisos fue realizado en Bélgica, esto se dio el 22 de mayo del 2018, cuando decomisaron 65 kilogramos de cocaína. Caso en el que las autoridades de los países bajos ubicaron 65 kilos de cocaína dentro de varias piñas, esto bajo el mismo método usado en Algeciras de España a finales del año 2017.