Autoridades del Ministerio de Seguridad Pública, lograron decomisar 19 caballos contrabandeados desde Nicaragua que presentaban úlceras, gusaneras y garrapatas e incluso a uno le faltaba un ojoy que pretendíanser comercializados en el país.

La acción de los policías, se dio durante un patrullaje efectuado por la Policía de Fronteras en la localidad de El Jobo, en las cercanías de los humedales del río Medio Queso, cantón de Los Chiles, gracias a los cual los oficiales encontraron 19 caballos que presentaban desnutrición, gusaneras, ulceraciones e incluso a uno de ellos le faltaba un ojo.

De acuerdo con la información recabada por la Policía de Fronteras, tanto por las marcas que presentaban como por las condiciones deplorables en las que se encontraban, se presume que los animales fueron introducidos ilegalmente desde Nicaragua.

Lo anterior al margen de todas las normas sanitarias en materia de salud animal, por lo cual de inmediato fueron decomisados y remitidos a la orden del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería para lo que corresponda.

Aunque se desconoce quién es el responsable de introducir estos animales al país, los oficiales detuvieron a un sujeto que, de manera sorpresiva, llegó a la finca donde estaban los animales, abrió los portillos y empezó a arrear los equinos.

Cabe indicar que el dueño de la propiedad dijo desconocer cómo llegaron esos animales a su propiedad, por lo cual se presume que desconocidos los habían dejado en ese sitio mientras lograban movilizarlos al interior del país.

Sin embargo, un costarricense de apellido Espinoza, fue detenido por obstaculizar la labor policial, pues llegó sorpresivamente a la finca, tras lo cual intentó sacar los animales del potrero donde estaban.

Exit mobile version