Gracias a una llamada de alerta que ingresó al 9-1-1, la Fuerza Pública logró recuperar 55 cabezas de ganado robadas durante la Semana Mayor en el cantón de Upala, en la línea divisoria con Nicaragua.

Los uniformados ubicaron las reses sustraídas mientras realizaban un control de vehículos en el puente sobre el río Lagarto. En este punto lograron detener los dos camiones donde los bovinos eran transportados.

Según indicaron las autoridades, al menos, dos hombres con armas de fuego en mano habrían amenazado y amordazado al peón de la finca para robar los 55 animales que se encontraban dentro de la propiedad.

Las características del fierro fue clave para establecer que eran las reses sustraídas y cuyo valor es millonario.

El caso lo asumió el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los transportistas quedaron en libertad mientras avanzan las pesquisas para identificar a los autores intelectuales y materiales.

Trascendió que las autoridades presumen que quienes manejaban los camiones no tendrían relación con este nuevo robo de ganado en la frontera norte, aunque sí podrían aportar información relevante para esclarecer el caso.

Exit mobile version