Piñera de Upala que cerró y despidió 369 empleados debe ɇ57,9 millones a la CCSS

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) pasó a cobro judicial una deuda de ɇ57,9 millones en un proceso que se desarrolla contra la empresa piñera Valle del Tarso que cerró operaciones el mes pasado en el cantón de Upala, Alajuela, detalla un comunicado de Servicios Periodísticos Globales.

De acuerdo con el comunicado en una consulta realizada ayer en la página web de la CCSS establece que esa compañía agrícola –que tiene como uno de los propietarios. La morosidad de Valle del Tarso con esa Institución Autónoma y la Ley de Protección del Trabajador, alcanza la suma de ɇ 57 996 459 millones sin contar con otras posibles obligaciones ante el Instituto Nacional de Aprendizaje, el Instituto Mixto de Ayuda Social y el Banco Popular y de Desarrollo Comunal.
En abril pasado la compañía cerró operaciones de manera intempestiva dejando en la calle a 369 trabajadores que laboraban tanto en la finca como en oficinas.

Yander Ortiz, miembro del Movimiento de Trabajadores de Valle del Tarso, expresó que a la fecha continúan sin recibir el pago de la última quincena y las prestaciones correspondientes.

“Vamos a ver si Evelio Chaves (uno de los dueños) se hace responsable porque la verdad no volvimos a saber de él, ni da la cara. En una reunión que tuvimos en el Ministerio Trabajo nos dijo: “Bueno agarren lo que pueden porque no hay nada más”. Él lo que nos dice es que no tiene plata. Estamos reclamando nuestros derechos porque incluso durante mucho tiempo una parte de las personas realizó labores sin que la empresa pagara la Póliza de Riesgos del Trabajo del Instituto Nacional de Seguros”, relató Ortiz.
De acuerdo con el exfuncionario de Contabilidad de Valle del Tarso aunque la empresa realizaba los respectivos rebajos salariales de las cuotas de la CCSS desde noviembre pasado no se cancelaba ese monto a la entidad de seguridad social.

“Fueron más o menos unos 100 trabajadores los que están afectados por esa morosidad con la Caja. Luego de una marcha que realizamos y protestas en Upala tras las negociaciones quedaron de pagar todo el 12 de junio a más tardar, pero eso es inseguro”, indicó Ortiz.

La empresa piñera empezó a desarrollar operaciones en el cantón de Upala en el año 2005; sin embargo, empezó a enfrentar serios problemas financieros desde el 2016.