Los habitantes de Upala están a pocos meses de estrenar un nuevo y moderno Parque Municipal, un espacio diseñado tanto para la recreación de las familias de su territorio como de refugio en caso de eventuales inundaciones como las provocadas por el huracán Otto, en 2016.

Según las autoridades municipales, la obra en construcción desde el último trimestre de 2023 consiste en un proyecto doble propósito, que combinará cultura, naturaleza y actividad física con la protección ante posibles desastres naturales que puedan llegar a presentarse más adelante debido al amenazante cambio climático.

“No sólo nos va a servir para actividades culturales o recreativas, sino que en una eventual situación de inundación, va a ser un refugio para los upaleños”, indicó la alcaldesa, Yamileth López Obregón.

Upala fue el cantón de la Región Huetar Norte más azotado por el primer huracán que ingresó a Costa Rica, donde provocó 10 muertos, 40 mil afectados y miles de millones de colones en pérdidas.

El nuevo espacio público, cuya inversión es de ₵765 millones provenientes del Bono Comunal, sería inaugurado en el segundo semestre de este año, de acuerdo con el cronograma de los trabajos en desarrollo.

Dispondrá de un área de juegos infantiles, un anfiteatro con capacidad para 250 personas, áreas verdes, senderos, una pista de patinetas, una plaza de deportes y un moderno sistema de alumbrado.

El terreno posee un muro perimetral y una base de relleno superior al metro de altura, que protegerán a la comunidad de los riesgos que representan las cabezas de agua durante la época lluviosa.

“Este proyecto lleva metro y medio de altura, de relleno, porque en otra eventual inundación aquí, todos los upaleños podremos correr al parque a protegernos”, añadió la jerarca municipal.

El Bono Comunal fue creado para mejorar la calidad de vida en pueblos vulnerables como Upala, el cantón más al norte de nuestro país. Son recursos que administra el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI).

Exit mobile version