Un informe publicado en las últimas horas por la Organización de Naciones Unidas (ONU) reveló que algunas pandillas en Haití están recurriendo a la violencia sexual para infundir el terror en la población.

“Las pandillas utilizan la violencia sexual para infundir miedo y, de manera alarmante, el número de casos aumenta día a día a medida que se profundiza la crisis humanitaria y de derechos humanos en Haití”, indicó la ONU en un comunicado, citando a la jefa interina de derechos humanos de esa organización, Nada Al-Nashif.

El reporte da cuenta de que menores de edad, de hasta 10 años, así como mujeres mayores “han sido objeto de violencia sexual, incluidas violaciones colectivas durante horas frente a sus padres o niños por más de media docena de elementos armados”.

En una relación minuciosa de esta denuncia, la ONU explica cómo esta violencia sexual acontece durante los secuestros, aprovechados para violar a mujeres y niñas “a veces por el transcurso de varios días o semanas”.

Los secuestradores, incluso, han utilizado videos grabados de las violaciones para presionar a las familias de las víctimas para que paguen los rescates.

Los datos del informe fueron recogidos entre enero y julio de 2022, a cuenta de más de 90 entrevistas con víctimas y testigos de algunos hechos en Puerto Príncipe, la capital haitiana.

La ONU pidió que se actúe “de manera adecuada y rápida” para que “el uso desenfrenado de la violencia sexual” no corrompa más el débil tejido social de la nación.

La violencia se disparó hace varios meses en la isla caribeña y recientemente el gobierno anunció una subida en el precio de los combustibles, lo que resultó en protestas constantes en varios puntos del país; las pandillas –ha reconocido el gobierno- cerraron las principales vías de comunicación y hasta ocupado parte de los puertos más importantes.

Estados Unidos dijo esta semana que está revisando la solicitud de Haití de asistencia de seguridad en medio de la crisis de violencia.

Alerta por hambruna y enfermedades

Este viernes, agencias de la ONU dieron a conocer otro informe sobre la inseguridad alimentaria en el país, en el que informan que casi la mitad de la población de Haití, o 4,7 millones de personas, se enfrenta a una hambruna aguda.

Exit mobile version