El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusó a Costa Rica de mantener una “base de terroristas”, auspiciada por Estados Unidos y la Unión Europea, quienes presuntamente “conspiraron contra las elecciones municipales” del domingo, asignadas en su totalidad al oficialismo.

Ortega dijo que pese a ello, “en un hecho histórico” no hubo agresiones, ni pedradas, ni garrotazos en las votaciones, no corrió ni una gota de sangre.

“A pesar de eso, de los millones que le han invertido desde Costa Rica. Costa Rica es una base que tienen ahí, no lo lograron provocar hechos de violencia, porque ya este pueblo está convencido que vale más para el progreso y el bienestar del país, un voto que una gota de sangre”, agregó el mandatario nica.

El gobierno costarricense al mando de Rodrigo Chaves, respondió este miércoles a los señalamientos tras ser consultado por los periodistas durante una conferencia de prensa.

“Costa Rica no es base de ningún grupo terrorista, el gobierno de la República está adherido a normas de convivencias internacionales, no le damos refugio a ningún terrorista, ni que ataque a ningún país vecino”, aseguró Chaves.

El mandatario insistió en que Costa Rica es un país que promueve la paz y que no cuenta con fuerzas armadas y, por tanto, es “un ejemplo brillante para el mundo, de cómo la democracia puede funcionar y debe funcionar”.

Más de 31 detenidos en el marco de las elecciones municipales

Pese a los señalamientos de Ortega, de que los comicios municipales se realizaron “en paz y armonía”, organizaciones nicaragüenses como Urnas Abiertas reportaron un total de 31 personas que fueron arrestadas del 1 al 6 de noviembre, que se dieron las votaciones.

“Daniel Ortega continúa sembrando el terror en los nicaragüenses solo para que nadie se atreviera hacer alguna acción de protesta el día de la farsa electoral”, dijo al respecto Pablo Cuevas, director de la Defensoría de Derechos Humanos, con sede en Miami.

El oficialismo fue declarado ganador de todas las municipalidades en unas votaciones en las que no participó la oposición y que han sido calificadas por Estados Unidos como una nueva farsa.

Exit mobile version