Mucha tijera, sin saber coser el desarrollo

- Publicidad -

Presupuesto 2023

Economista,Welmer Ramos González.

La presentación de presupuesto para el 2023, deja ver aspectos importantes de la política fiscal del nuevo gobierno, que con la información escueta se pueden observar.

- Advertisement -

El ministro atina bien en señalar que es urgente sacarle presión al mercado financiero, pero sin tibieza, para bajar tasas de interés no solo de la deuda pública, sino a los ciudadanos en general.

Pero hay áreas importantes, en materia presupuestaria que se obviaron, pues es la principal herramienta que tiene el gobierno para impactar la actividad económica en general, y la presentación solo hace énfasis en aspectos financieros-contables, pero nos deja ayunos en señalar los esfuerzos para reactivar la economía, mejorar la distribución de ingreso, apoyar la infraestructura, generar y fomentar encadenamiento productivos, ayudar solidariamente a los más empobrecidos, impulsar infraestructura, entre otros aspectos que son resorte presupuestario.

No se enuncia compromiso contra la elusión y evación tributaria

1- Presenta recortes de gasto social e inversión muy grandes para destinar más dinero al pago de intereses.

2- Se evidencia, sin duda que los altos intereses de la deuda pública son el gran problema que enfrentan las finanzas públicas de Costa Rica.

3- Es preocupante que la recaudación del impuesto al valor agregado vuelve ser mayor que la recaudación en el impuesto de renta. Eso refleja varias cosas, que la injusticia tributaria crece, que la gestión tributaria no mejora y que se controla mal el cobro de los tributos.

4. El ministro de Hacienda no enuncia ningún compromiso con un esfuerzo de lucha contra la evasión y la elusión tributaria, que es muy grande en Costa Rica y que le puede solucionar el problema de ingresos.

5- Recortar plazas vacantes en el ministerio de Hacienda, es renunciar a mejorar la gestión de cobro de impuestos y mejorar los controles de aduanas; por lo que tales recortes pueden ser carísimos para el país, en términos de lo que se pierde.

6- No mostró ninguna medida para transparentar totalmente las compra públicas, cuyos sobreprecios hacen que el Estado pague hasta 150 mil millones de más anualmente.

7- Entre más crezca la economía, más impuestos recauda el Gobierno, una economía dinámica es la mejor forma de recaudar más, pero no hubo mención alguna en esa área.  No se mostró una sola idea para reactivar la economía. Más producción, no solo, aumenta la captación de impuestos, sino el empleo y reduce la pobreza.

8- Siendo el presupuesto una herramienta fundamental para la redistribución de ingresos (al menos apoyar a los pobres en una época de crisis de desempleo e inflación es una obligación social). Pero solo se enunció que el país va contra vía en esa materia, por lo que se acepta que la concentración de ingreso seguirá esa ruta.

9- Se continúa con el debilitamiento de programas solidarios: Fodesaf, Red de cuido, asociaciones de desarrollo, hogares para adultos mayores, dinero para pymes, entre otras.

Parece que al respecto impera la inercia presupuestaria.

Veo un gobierno y una asamblea con mucha tijera, pero que no sabe coser el desarrollo.

( Welmer Ramos Gonzáles, economista, administrador, exdiputado, ejerció como economista del Banco Central durante 23 años, exministro de economía (2014-2017), profesor universitario y actualmente asesor económico en la Asamblea Legislativa.)

- Advertisement -

RECIENTE

- Advertisment -