Familia contrata abogada penalista ante crimen atroz de vecino de Florencia

Juez penal estableció seis meses de prisión preventiva contra sospechosos de matar al joven.

- Publicidad -

Tras confirmarse que los restos humanos encontrados en un sector montañoso de Monterrey de San Carlos correspondían a Luis Gutiérrez Jiménez, vecino de Quebrada Azul de Florencia, su familia decidió contratar a una abogada penalista para que lidere la querella contra los sospechosos detenidos por este cruel asesinato.

Los padres de Luis esperan que una vez los Tribunales de Justicia definan la fecha para juicio, la querellante consiga la pena máxima contra la pareja detenida por la desaparición y muerte brutal del joven.

La abogada de la familia Gutiérrez fue identificada como Alejandra Araya.

- Advertisement -

“Con la participación de la Lic. Araya estamos seguros de que el proceso penal culminará en una condenatoria contra los detenidos y sus cómplices”, señalaron los dolientes a este medio.

Este jueves, un juez penal de San Carlos dictó seis meses de prisión preventiva contra los imputados en este homicidio.

Ellos son un hombre y una mujer de apellidos Morales e Irías, respectivamente. El juez consideró que existen elementos que vinculan a ambos con el cruel asesinato.

Irias, presuntamente, era la novia de Gutiérrez y Morales, el exnovio de ella. Incluso, en el carro de la muchacha, las autoridades encontraron rastros de sangre.

Luis Alexander Gutiérrez, de 33 años de edad, desapareció el sábado de forma misteriosa, ya que no regresó a la casa de sus padres, con quienes vivía, y tampoco avisó que iba a ausentarse.

Su familia indicó que el muchacho no acostumbrada irse sin avisar, por lo que decidió denunciar el caso ante la Delegación regional del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El domingo fue encontrado su carro en Monterrey de San Carlos, en una solitaria calle que comunica con Guatuso.

La policía judicial halló el martes el cuerpo de Gutiérrez cerca de donde apareció el vehículo de su propiedad. Estaba desmembrado y enterrado a unos dos metros de profundidad.

El OIJ maneja, inicialmente, la hipótesis de un crimen pasional. No obstante, la indagación que permitirá esclarecer lo sucedido aún continúa abierta.

- Advertisement -

RECIENTE

- Advertisment -