Costa Rica recibirá $10,3 millones para descarbonización, movilidad y negocios de economía circular

- Advertisement -

Reverdecimiento con más árboles, promoción de negocios de economía circular, reformas legales e institucionales y nuevas obras para mejorar la movilidad urbana centrada en la salud de las personas y los ecosistemas, son algunas de las acciones que desarrollará el proyecto “Transición a una economía verde urbana generando beneficios ambientales globales”.

La iniciativa invertirá $10,3 millones durante cinco años los cuales provienen del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF). Será liderada por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), implementada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y ejecutada por la Organización para Estudios Tropicales (OET).

El objetivo principal del proyecto es lograr la descarbonización en la Gran Área Metropolitana (GAM) a través de  la planificación urbana integrada sostenible. Plantea reformas de leyes obsoletas, construcción de ciclovías y de aceras verdes, movilidad sostenible y reverdecer 2 mil hectáreas, en coordinación con gobiernos locales de la Gran Área Metropolitana y entidades con experiencia en el campo, así como el impulso de la economía circular.

- Advertisement -

El anuncio sobre estos recursos se dio durante una actividad virtual en la que participaron las ministras de Ambiente y Energía, Andrea Meza y de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos; el presidente del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, Carlos Manuel Rodríguez; el representante del PNUD en el país, José Vicente Troya, y el alcalde de Alajuelita, Modesto Alpízar.

Movilidad sostenible. El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, indicó que Costa Rica apuesta a la construcción del Tren

Eléctrico Metropolitano, como una de las principales vías para la descarbonización y la transformación de un sistema de transporte público que hoy es ineficiente.

El nuevo proyecto ampliará los beneficios de esta obra, al realizar acciones específicas para mejorar el paisaje urbano y la movilidad en los 20 cantones de la Gran Área Metropolitana ubicados en la vía del tren eléctrico y sus inmediaciones.

Entre los principales objetivos de este proyecto es mejorar la movilidad sostenible en la Gran Área Metropolitana.

En ese contexto, la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza Murillo, explicó que el proyecto “Transición a una economía verde urbana generando beneficios ambientales globales” plantea más de $1 millón en inversiones para la movilidad sostenible, con ciclovías, rutas de uso compartido, vías peatonales con áreas verdes y más.

“El carbón y otros combustibles fósiles están ahogando a la humanidad y nos han colocado en una zona de peligro como no imaginamos nunca. Si queremos sobrevivir en la Tierra, debemos avanzar hacia el futuro basado en energías renovables, con acceso universal, igualdad de género y empleos verdes del futuro. Este proyecto es muestra de ello”, dijo el representante Residente del PNUD, José Vicente Troya Rodríguez.

“El enfoque de este proyecto es sumamente ambicioso porque busca cambiar la lógica económica al descarbonizar la base de ingresos de todo un país.  Ese es el nivel de ambición que al GEF le interesa ver en los proyectos que proponen los países. Nos honra compartir una visión con MINAE, OET y PNUD para acelerar las ciudades sostenibles y alcanzar las cero emisiones netas al 2050”, puntualizó Carlos Manuel Rodríguez, CEO del GEF.

Las obras de movilidad sostenible se coordinarán con las municipalidades y entidades con experiencia en el campo. Al final del proyecto, estas soluciones incluirán 8 km de carriles para bicicletas, 3 km de caminos compartidos y vías peatonales, y 20 km de aceras verdes con acceso mejorado.

Durante los 5 años, restaurarán los ecosistemas urbanos en un total de 2 mil hectáreas, logrando la reforestación de 1.000 árboles por hectárea. Esto permitirá la captura directa de 24 mil toneladas de dióxido de carbono equivalente (COeq.) – es decir los gases que provocan la crisis climática – en este periodo.

Economía circular, empleo para mujeres y reactivación. La economía circular permite aprovechar al máximo todos los recursos en la cadena de producción, usando materiales biodegradables y disminuyendo el impacto ambiental. En la fase de preparación de la iniciativa, se concluyó que Costa Rica no tiene experiencia en la promoción de estas formas de producción, ni existe regulación tan desarrollada como en otros países.

El proyecto mapeará las iniciativas de economía circular existentes, inyectará fondos a emprendimientos de este tipo priorizando el empleo de mujeres, en áreas como la gestión de residuos y capacitará en la gestión de negocios.

La transición hacia una economía verde urbana requerirá recursos adicionales para apoyar ciertas actividades de los gobiernos locales. Se aprovecharán las oportunidades existentes en la normativa costarricense para destinar más recursos a soluciones urbanas sostenibles. Además, se crearán capacidades en las municipalidades de la GAM, para generar nuevos mecanismos financieros para estas actividades. “Ante la realidad a la que nos enfrentamos, el cambio climático, es nuestra responsabilidad generar una resiliencia climática y económica, donde las ciudades y los asentamientos humanos aporten al desarrollo sostenible de nuestro entorno. Las iniciativas que desde el MIVAH se están promoviendo, buscan generar las condiciones para que desde la planificación urbana, el ordenamiento territorial, la infraestructura y la vivienda, se aporte hacia un modelo de desarrollo sostenible y resiliente”, concluyó la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos Gómez.

- Advertisement -

RECIENTE

- Advertisment -