Atletismo de San Carlos de luto por inesperada muerte de José Montenegro.

"Chepito" Montenegro fue atropellado en la madrugada de este viernes por un autobús en barrio San Roque de Ciudad Quesada, mientras corría.

- Advertisement -

La noticia no ha sido fácil de asimilar. El atletismo de San Carlos está de luto por el inesperado deceso de José Montenegro, uno de sus representantes icónicos.

Montenegro Zapata murió en la madrugada de este viernes haciendo lo que amaba: correr.

Lamentablemente, él fue atropellado por un autobús de la Cooperativa Autogestionaria de Transporte Colectivo (Coopatrac R.L.) en barrio San Roque de Ciudad Quesada, mientras corría.

- Advertisement -

“Chepito”, de 68 años de edad, era un hombre amable y servicial, apasionado por el atletismo. En las mañanas o por las tardes era común verlo correr por el centro de Ciudad Quesada o barrios periféricos, con un rostro feliz y dispuesto a saludar.

La noticia de su partida física ha provocado un profundo dolor y lágrimas a quienes lo conocieron, así como múltiples muestras de cariño y solidaridad hacia su familia. El Comité Cantonal de Deportes fue una de las primeras organizaciones en manifestarse.

“Era una persona humilde, que le gustaba aconsejar. Es que además de ser un gran atleta, era una persona de mucha experiencia, siempre tenía una sonrisa para todos y sinceramente, nos sentimos muy tristes, el pueblo de San Carlos está triste”, expresó Juan Bautista Zamora, presidente del CCD.

La Asociación Deportiva San Carlos también lamentó el fallecimiento de don José en sus redes sociales.

“Hacemos extensivas nuestras condolencias a toda su estimable familia y nos solidarizamos en este momento tan difícil. Era nuestro vecino y reconocido deportista de nuestro cantón”, manifestaron en los Toros del Norte.

José Montenegro Zapata trabajó en los Tribunales de Justicia de Ciudad Quesada, donde se había jubilado.

Vivía en el barrio San Martín y estaba casado con doña Edith Hidalgo Salazar. Era el padre del querido periodista deportivo, José Alberto Montenegro Hidalgo.

La Región lamenta profundamente la muerte de “Chepito”, que el Dios de la vida llene de fortaleza y paz a toda su familia. Su partida no es un adiós, sino un hasta luego y su recuerdo vivirá para siempre.

- Advertisement -

RECIENTE

- Advertisment -