Oficiales de la Policía de Fronteras realizaron en las últimas horas un millonario decomiso de productos de contrabando, como sazonadores y cremas dentales, entre otros, en la línea divisoria con Nicaragua.

La incautación tuvo lugar en el cantón de La Cruz, en la provincia de Guanacaste. El cargamento de artículos de higiene personal y alimentos tiene un valor aproximado a los 130 millones de colones.

Esos productos eran transportados en un camión con matrícula nicaragüense, conducido también por un ciudadano de esa misma nacionalidad y de apellido Arias, quien acababa de ingresar al territorio tico.

Durante la inspección realizada al vehículo, las autoridades determinaron que se trataba de 61.920 cremas dentales, 15.600 desodorantes de barra, 28.800 sobres de sazonadores, 14.544 sobre de sopas de pollo con fideos y 25.920 unidades de caramelos para la tos.

“Debido a que todo lo anterior fue introducido a territorio costarricense sin el debido pago de impuestos, la la Policía de Fronteras coordinó con la Policía de Control Fiscal, a cuya disposición fue trasladado el cargamento”, informó el Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

Esta acción de las autoridades policiales evita un importante perjuicio económico para los comercios nacionales que no venden productos contrabandeados, así como el riesgo para la salud de los consumidores.

Es importante señalar que los productos introducidos ilegalmente al país no cuentan con ningún permiso sanitario, que garanticen el haber sido producidos y transportados conforme a la legislación sanitaria.

Exit mobile version