Estamos en marzo y la época seca todavía no calienta en esta Región Norte. Tanto el abrigo como la sombrilla y el paraguas permanecen a la orden de la comunidad sancarleña y de sus alrededores.

Para este inicio de semana, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) pronostica un nuevo aumento en la intensidad de los vientos, lo que disminuye la sensación térmica, así como lluvias ocasionales.

“Un incremento gradual en la humedad contenida en el ambiente, en conjunto con vientos alisios moderados propiciarán este inicio de semana nubosidad y precipitaciones en regiones del Caribe y la Zona Norte, los cuales estarán presentes especialmente en la mañana y durante el periodo nocturno”, indica el pronóstico de los expertos.

En Upala, los frijoleros estiman pérdidas de unos 35.000 quintales debido a que la época seca ha sido débil este año, la cosecha no ha tenido el secado óptimo y en esas condiciones, la aporrea del grano es imposible. Una situación similar sufren los productores de Guatuso.

El año pasado, un estudio elaborado por la Universidad de Costa Rica (UCR) anunció más lluvias y mayor nubosidad en el Atlántico y esta Zona Norte durante este 2023, un escenario distinto a los últimos tres años, que fueron más secos en ambas regiones.

De acuerdo con el meteorólogo, Álvaro Brenes, a partir de mayo el fenómeno de El Niño empezaría a impactar al país, intensificando las precipitaciones en el Caribe y esta región.

Para este inicio de semana, el IMN predice para el Pacífico Norte y Valle Central nubosidad entre poca y parcial. En el Pacífico Sur y montañas del Pacífico Central son posibles lluvias aisladas por la tarde.

También, se estiman ocasionales ráfagas de viento en el Valle Central y Guanacaste.

Pese a esta variabilidad climática, los expertos aconsejan proteger los ojos y la piel cuando se exponga al aire libre.

La Radiación Ultravioleta presenta valores de moderados a altos en San Carlos, Guatuso, Upala, Los Chiles, Río Cuarto y Sarapiquí.

Exit mobile version