La malaria ha golpeado fuerte a la Zona Norte este año y los casos siguen aumentando en el cordón fronterizo con Nicaragua, donde especialistas en salud mantienen una activa búsqueda de enfermos.

Los Chiles continúa siendo el cantón más afectado, con el 92% de los casos confirmados.

El año pasado, esta región cerró con 211 personas con malaria, mientras que este 2022, con corte al lunes 3 de octubre, la cifra de enfermos se situaba en 321 casos.

El Dr. Melvin Anchía, epidemiólogo de la Dirección regional de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), dijo que trabajan conjuntamente con el Ministerio de Salud en el diagnóstico temprano de casos, para proporcionar tratamiento de manera inmediata y cortar el contagio.

“Conocemos las características que tiene el cordón fronterizo norte y el alto flujo migratorio que vulnera los esfuerzos de control de casos en las comunidades. Esto nos preocupa y nos mantiene en búsqueda permanente”, señaló Anchía.

Las comunidades con trasmisión sostenida de malaria son Medio Queso, El Triunfo, Coquital, Santa Fe y La Trocha, ubicadas en una ruta migratoria altamente transitada, lo que hace más difícil la contención de esta enfermedad.

Como ejemplo, 16 nicaragüenses, quienes por razones laborales se trasladan diariamente hasta Costa Rica, han sido diagnosticados este año y referidos a Nicaragua para el seguimiento respectivo.

En el cantón de Los Chiles, los equipos de salud se movilizan haciendo un barrido casa. La visita de los ataps se realiza a partir de las 11:00 a.m. y hasta las 7:00 p.m. con el propósito de captar más casos, una vez que las personas hayan regresado a sus hogares después del trabajo.

Además, en las sedes de los EBAIS y los hospitales de Los Chiles y San Carlos, el personal de salud trabaja en la misma línea ante la emergencia sanitaria.

La malaria se esparce por la picadura del mosquito Anopheles.

Los síntomas, que incluyen fiebre, dolor de cabeza y escalofríos, generalmente aparecen entre 10 y 15 días después de la picadura y pueden ser leves y difíciles de reconocer.

Si no se trata a tiempo, la malaria puede progresar a una enfermedad grave e, incluso, la muerte.

Exit mobile version