Luego de 33 años de haberse involucrado con la Comisión de Desarrollo Forestal de San Carlos (CODEFORSA) como consultor, funcionario de planta y 20 años como Director Ejecutivo, el Ingeniero Johnny Méndez Gamboa deja esta esta organización para jubilarse.

Méndez llegó a San Carlos en el año 1986 para trabajar en ese entonces en el aserradero El Gavilán, ubicado en el distrito de Pital. Tres años después, en agosto de 1989 se incorpora a CODEFORSA como consultor, trabajo que había realizado durante más de seis años en varios países de América Latina, entre ellos, Nicaragua, Honduras, Ecuador y México.

En 1990 ingresa a la planilla como ingeniero forestal de planta, para hacer planes de manejo, reforestaciones, inventarios forestales y otras tareas propias de la organización.

Entre los años 94 y 96 fue enviado al CATIE a realizar una maestría en manejo integrado de recursos naturales, ya para entonces era un especialista en manejo sostenible de los bosques y casi diez años después, en1999 es nombrado Director Ejecutivo, cargo en el que se mantuvo por más de 20 años, hasta alcanzar su pensión.

Méndez Gamboa comentó a La Región que como Director Ejecutivo se dedicó a la parte administrativa, con recargo de manejo del vivero y la gestión política, que a su criterio es fundamental en las organizaciones para alcanzar el éxito.

Recordó que gracias a esa gestión política, desde CODEFORSA logró colocarse en la junta directiva de la Oficina Nacional Forestal, donde es el tesorero y uno de los representantes legales, eso le permitió estar en las juntas directivas del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), que es donde están los recursos para el pago de servicios ambientales.

El poder que le dio estar en este tipo de estructuras, le permitió a CODEFORSA ser una de las instituciones que más tramita pagos de servicios ambientales para la Región Norte.

A manera de ejemplo, solo en el 2022 se colocaron más de cinco mil hectáreas para protección de bosques en toda la zona, pero, principalmente en el Parque Juan Castro Blanco, Maquenque, El Jardín y otras comunidades.

El vivero, que fue uno de los recargos, produce de 300 a 350 mil plántulas por año, lo que significa que en diez años se produjeron 3.5 millones de arbolitos, en su gran mayoría plantados en la Región Huetar Norte.

Significativo también es que, según Johnny Méndez, de toda esa cantidad de árboles que se han producido desde hace seis años para acá, se lograron incorporar más de 42 especies nativas.

A sus 65 años de edad, este turrialbeño de origen, con 36 años de residir en San Carlos, Jhonny Méndez Gamboa confiesa sentirse satisfecho de haber aportado en todos los campos en que su profesión le tocó ejercer y de momento, ya pensionado, seguirá apoyando a la organización desde el campo de la gestión política.

Méndez está casado con Karina Rodríguez Quesada, maestra en la Escuela de Puente Casa de Florencia y tiene una única hija, Nazareth Méndez Rodríguez.

Exit mobile version