Los habitantes de la comunidad de San Ramón, en el distrito de La Virgen de Sarapiquí, tomaron el lápiz, el cuaderno y con el oído atento, decidieron aprender inglés con el apoyo del Tecnológico de Costa Rica.

La meta de estas familias campesinas es atender con mayor facilidad a turistas internacionales.

De acuerdo con una publicación realizada por esta casa de educación superior, este pueblo permanece organizado desde 2015, con ayuda de distintos proyectos de extensión del TEC, la mayoría enfocados en turismo rural sostenible.

El principal atractivo que esperan tener es la futura apertura de la entrada de El Ceibo al Parque Nacional Braulio Carrillo, pero también ofrecen hospedaje, comidas tradicionales, productos de pequeños emprendimientos y, lo más importante, sus riquezas naturales y culturales.

“Ha sido un proyecto muy anhelado por nosotros, por la Cooperativa. Se nos ha dificultado a través de otras instituciones de ir a aprender inglés. Con el TEC tiene la particularidad de que ellos lo adaptaron a la comunidad, a nuestra necesidad. Es muy importante, ya que nosotros somos personas trabajadoras, que estamos siempre en nuestros trabajos, con nuestras familias en nuestro hogar, y la oportunidad de estudiar en la tarde noche es sumamente importante”, comentó Alejandra Solís, gerente de la Cooperativa Agroturística y Servicios Múltiples (Cooproturs R.L.).

El programa que se está gestando desde 2021, dice el TEC en su publicación, comprende ocho cursos de inglés general y dos enfocados en la venta y comercialización de los productos y diferentes emprendimientos de la comunidad.

Presenta la novedad de que es el primer proyecto de extensión del TEC financiado mediante la Fundación Tecnológica de Costa Rica (Fundatec), aprovechando parte de los recursos que se generan por medio del programa Inglés TEC, que son los cursos abiertos que ofrece la Institución al público en general.

“Estamos muy contentos de que se dé esta experiencia, porque los beneficiados son los miembros de la comunidad, ellos van a poder fortalecer las habilidades del idioma inglés para que cuando lleguen los turistas puedan comercializar sus productos, y hablarles en inglés, que es lo que ellos quieren, usar el inglés para poder vender”, dijo Tania Molina, coordinadora de Inglés TEC.

Las clases se dan en la escuela de la comunidad de San Ramón, en La Virgen de Sarapiquí, en horarios de tarde y noche, para que las personas trabajadoras puedan asistir. Foto: Cortesía Cooproturs.

El proyecto es coordinado por la Escuela de Ciencias del Lenguaje, del Campus Tecnológico Central Cartago, en colaboración con la Escuela de Idiomas y Ciencias Sociales y el Centro de Transferencia Tecnológica y Educación Continua, ambos del Campus Tecnológico Local de San Carlos.

El programa se ejecuta con dos grupos, que llevan dos clases por semana, después de las 5 p.m. Hay estudiantes de todas las edades, desde colegiales hasta personas adultas mayores.

La facilidad es que permite que los participantes acudan a clases después del trabajo. También, que se adecúa a la realidad de las personas de la comunidad.

Las clases las imparte Karla Salas Campos, una docente de Sarapiquí contratada, específicamente, para el proyecto.

Los pobladores de San Ramón de La Virgen esperan que el ecoturismo marque la ruta hacia un mejor futuro para un pueblo en el que, hasta hace poco, ni caminos había.

Exit mobile version