El gobierno de Nicaragua anunció hoy por medio de su boletín oficial la orden de cierre del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) una escuela de negocios de amplia trayectoria en Costa Rica y Nicaragua.

Con esta medida el gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo se apoderan de todos los bienes que tenga el Instituto en tierras nicaragüenses.

El boletín oficial nicaragüense publica en su edición de este lunes la orden del Ministerio de Gobernación, donde argumenta irregularidades de tipo administrativo para justificar la anulación de la personería jurídica de una organización ajena al Ejecutivo.

Acusa al INCAE de no presentar las cuentas de los últimos tres años y de arrastrar “inconsistencias” en las relativas al periodo 2015-2019. Además, “se incumplieron los requisitos legales establecidos para la recepción de donaciones y no se registraron como agentes extranjeros”, según la versión oficial.

Aseguran que además de no cumplir con sus “obligaciones”, el instituto no facilitó “políticas de transparencia” a la dirección ministerial que vigila expresamente la actividad de las ONG en el país centroamericano.

Por todo ello, los bienes que pudiese tener el INCAE quedan de manera “inmediata” a nombre del Estado, lo que permitirá por ejemplo al Gobierno hacerse con el control de su sede.

El cierre indiscriminado de organizaciones es considerado por la ONU como parte de la escalada represiva emprendida por Ortega a raíz de las protestas de 2018.

Solo en el 2022 se estima que el gobierno nicaragüense le anuló la personería jurídica a más de tres mil organizaciones de la sociedad civil y clausuró unos veinte medios de comunicación según la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas

Exit mobile version