En 2015, un video que mostraba a una tortuga con una pajilla de plástico clavada en su nariz, promovió un cambio de actitud en miles de usuarios en todo el mundo y Costa Rica no es la excepción.

El pasado 12 de abril, el presidente de la República, Rodrigo Chaves, firmó el reglamento a la “Ley para combatir la contaminación por plástico y proteger el ambiente”, que prohíbe la comercialización y entrega gratuita de bolsas y pajillas plásticas de un solo uso en todo el territorio nacional.

El propósito de esta medida es reducir la contaminación ambiental causada por estos productos, que son un peligro para la biodiversidad nacional.

Dicho reglamento también establece que los productores, comercializadores y distribuidores de botellas plásticas de un solo uso deben implementar un Plan de Cumplimiento para sus propios envases, en concordancia con las recomendaciones técnicas emitidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

“Aquí va a ganar el medioambiente y el pueblo de Costa Rica”, dijo el mandatario en el acto de firma.

Datos revelados por las autoridades sanitarias indican que en nuestro país, más de 40 toneladas de residuos plásticos no son recolectadas diariamente.

Costa Rica, como parte de la OCDE, debe promover políticas que mejoren el bienestar social económico y ambiental de la sociedad civil.

El Ministerio de Salud tendrá a su cargo la fiscalización, vigilancia y control del cumplimiento de todo lo establecido en el dicho reglamento, que aplica a toda persona física o jurídica, pública o privada, que importe, produzca, comercialice y distribuya los bienes regulados en la Ley N° 9786, que empezará a regir doce meses después de su publicación en el diario oficial La Gaceta.  

Ante el incumplimiento a tales disposiciones, corresponde a la municipalidad respectiva, la aplicación de las disposiciones contenidas.

Exit mobile version