La exprimera dama de Honduras, Ana García de Hernández, anunció que buscará la candidatura presidencial para las elecciones de 2025, pocos días después de que se conociera la condena de culpabilidad por narcotráfico contra su esposo, Juan Orlando Hernández, en Estados Unidos.

“Quiero decirles que desde este momento iniciaré una lucha activa y proactiva para que el mundo conozca la injusticia que se cometió, y para ello lo haré desde la posición de buscar una precandidatura, una candidatura al Partido Nacional de Honduras a la presidencia de la república”, expresó García en conferencia de prensa junto a sus dos hijas, Isabela y Daniela.

El expresidente, Juan Orlando Hernández (2014-2022), podría ser condenado a cadena perpetua tras ser declarado culpable el viernes 8 de marzo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York de cargos de asociación delictuosa para el tráfico de drogas y de uso y posesión de armas. La audiencia de sentencia está programada para el 26 de junio.

“Conozco lo que hay que hacer, conozco el trabajo, sé de la dedicación y la lucha que ha tenido mi esposo cada día, y sé de las grandes necesidades que vive Honduras, y una de las más fuertes es la injusticia que acabamos de ver. Por eso le pido al pueblo hondureño su apoyo… que nos unamos por esta cruzada por la justicia”, agregó la exprimera dama.

El diputado del partido oficialista Libertad y Refundación (Libre), Marco Eliud Girón, dijo a The Associated Press que Ana García de Hernández tiene derecho a participar porque la Constitución de Honduras se lo permite, pero, “a lo que no tiene derecho es a que el pueblo vote por ella”.

Argumentó que “en los matrimonios hay algo que se llama confesiones de alcoba y, en ese sentido, Ana de Hernández conocía muy bien lo que su esposo estaba haciendo en cuanto a su relación con el narcotráfico, así como Juan Orlando conocía lo que hacía su hermano Tony Hernández”.

A criterio del congresista, la decisión de la exprimera dama es una estrategia política para evadir de alguna forma la justicia nacional e incluso extranjera.

Juan Orlando Hernández es el primer presidente hondureño extraditado a Estados Unidos por delitos de narcotráfico y declarado culpable.

Fuente www.vozdeamerica.com

Exit mobile version