Dos meses después de que el Tribunal de Apelación Civil y Trabajo de Alajuela ordenara a la Municipalidad de San Carlos su reinstalación, el funcionario Alberto Blanco Vega tuvo espacio en el Concejo Municipal para exponer a los regidores sus puntos de vista sobre el tenso clima laboral en el ayuntamiento.

De acuerdo con Blanco, lo anterior tendría como origen las suspensiones, los despidos y los nombramientos de trabajadores ocurridos en poco más de un año de la actual gestión, liderada por Karol Salas, con aparentes atropellos al debido proceso de ley que corresponde, según sus aseveraciones en la sesión ordinaria realizada el pasado 01 de abril.

El funcionó llegó al salón de sesiones municipales con un total de dieciséis asuntos en material laboral.

En uno de esos casos hizo ver a los regidores sancarleños presuntas anomalías en el nombramiento de una funcionaria en el Departamento de Enlace Comunal. Esto habría sucedido durante la semana previa a la Semana Santa.

Blanco dijo que la alcaldía autorizó a la funcionaria ahora nombrada en propiedad a realizar las pruebas, posterior al concurso interno.

Aseguró que después de que la Contraloría de Servicios recibiera tres denuncia al respecto y que solicitaran al Departamento de Recursos Humanos no proceder con el cuestionado nombramiento, la administración omitió las razones señaladas.

“Se recomienda la suspensión por parte de la alcaldía del nombramiento en propiedad de la persona que fuera a ser escogida, sin embargo, el día viernes 22 de marzo, la alcaldía realiza el nombramiento en propiedad de la funcionaria en este puesto de Enlace Comunal, que es de donde versan estas tres quejas”, enfatizó el funcionario municipal.

Asimismo, el Contralor de Servicios de la Municipalidad de San Carlos planteó al Concejo Municipal supuestas irregularidades que habría cometido la alcaldía en otro nombramiento en propiedad, sólo que esta vez en Archivo.

Blanco Vega cuestionó que se sacara a concurso dicha plaza cuando había una persona en periodo de prueba.

“Entonces, cómo vamos a sacar una plaza a concurso, donde una funcionaria es la propietaria de esa plaza y no la ha soltado. Se presenta ese recurso con apelación en subsidio, no se ha resuelto eso y sigue el concurso adelante”, adicionó el abogado.

También, afirmó que hoy el manejo a lo interno del Palacio Municipal es como una especie de dictadura, con un sistema de gobierno donde quien cuestione, critique o no caiga bien es despedido o presionado, hasta lograr que renuncie al puesto.

Cabe recordar que, Blanco había sido despedido como Contralor de Servicios en octubre de 2023 por Salas, de quien, incluso, fue asesor cercano.

En la misma narración de hechos al Concejo, reveló, además, que ese 01 de abril había recibido otra resolución administrativa, donde la jerarca municipal lo separa nuevamente de sus funciones, sólo que ahora por un periodo de tres meses y con goce salarial, mientras avanza una indagación en su contra.

Alberto Blanco también fue detenido por agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en el Gobierno Local en octubre anterior, como parte de una pesquisa de las autoridades judiciales por los supuestos delitos de Asociación Ilícita, Legitimación de Capitales, Proxenetismo, y Peculado de Uso.

¿Qué opinan los regidores y Salas?

Tras escuchar la postura de Blanco, las reacciones de los miembros de las diferentes fracciones políticas en el Concejo Municipal no se hicieron esperar.

Los regidores califican el escenario como delicado para el Gobierno Local, ya que se trata de denuncias graves que no sólo afectan la imagen municipal ante la opinión pública, sino que representan pérdidas económicas por el pago de daños y perjuicios, como ya ha ocurrido con algunos casos.

En la otra acera, Karol Salas sostiene que los asuntos administrativos están siendo atendidos de manera correcta.

«Me interesa mucho poder aclarar que el Departamento de Recursos Humanos está actuando de forma correcta y apegado a la legalidad», dijo Salas, quien agregó:

«Únicamente, haría la referencia de que hubo un nombramiento interino, una plaza en la que estuvo varios meses nombrada una funcionaria, donde Recursos Humanos omitió o dejó pasar el cumplimiento de uno de los requisitos. Esto es un error humano, involuntario de parte del Departamento de Recursos Humanos», argumentó la jerarca municipal.

Sin indicar a cuál Departamento se refería, Salas Vargas añadió que dicho nombramiento era interino y que cuando abrieron el concurso interno, se adjudicó la plaza a una persona que sí cumple con todos los requisitos para el puesto.

Alberto Blanco, por su parte, se comprometió a enviar al Concejo Municipal un correo con toda la prueba documental de las denuncias interpuestas en el Ministerio Público contra la alcaldía por el supuesto incumplimiento de la Ley de Protección de las Personas Denunciantes y Testigos de Actos de Corrupción contra Represalias Laborales.

Finalmente, sugirió a los regidores municipales intervenir como órgano colegiado, el departamento de Recursos Humanos y la administración.

Exit mobile version