Encuentran deficiencias en construcción de Vía Chilamate-Vuelta Kooper.

Luego de un estudio hecho por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) de la vía terminada Kooper-Chilamate, de 27 kilómetros, dicho órgano concluyó que es necesario realizar un análisis del sistema pluvial de la carretera porque presenta deficiencias.

Según el CFIA ,la alcantarilla ubicada en el estacionamiento 21+700 de la Ruta Nacional N° 4, presenta una capacidad hidráulica insuficiente para evacuar eficazmente las crecientes que se puedan presentar en la Quebrada.

También en la  atención a la falta de capacidad hidráulica de la alcantarilla en el estacionamiento 21+700, durante crecientes el agua probablemente se desborda y fluye por las cunetas hacia los tragantes, lo cual podría ocasionar el colapso de las cunetas de los tragantes y de las tuberías pluviales. Como consecuencia de ello, la vía podría verse afectada por futuras inundaciones.

El CFIA recomienda analizar las estructuras existentes del sistema de drenaje pluvial en el tramo en consideración utilizando los criterios de diseño hidráulico establecidos en el cartel de licitación de la obra así como en sus términos de referencia.

Asimismo, construir cunetas de hormigón en la Ruta Nacional N° 250 con el fin de canalizar adecuadamente sus aguas pluviales. También reparar el cabezal de entrada de la alcantarilla ubicada en el estacionamiento 21+700 así como eliminar la tubería de PVC que cruza la carretera a través del barril de la estructura.

Estructura de drenaje

Por otra parte, se recomienda recomponer las estructuras de drenaje del punto 4 y en especial las obras de caída al río Tres Amigos. Es importante considerar en estos trabajos la prevención de la erosión, por efecto de salpique del agua, en los terrenos aledaños.

Otra de las recomendaciones es efectuar el estudio hidrológico e hidráulico del Río Tres Amigos a la altura del cruce de la ruta Nacional N°4 para determinar su influencia en el sistema de drenaje de la carretera Chilamate – Vuelta Kooper.

Así como colocar un sistema de drenaje auxiliar que provea redundancia a los tragantes (21+900) ubicados en el tramo de carretera estudiado. También construir pozos de registro en la tubería que lleva las aguas pluviales desde los tragantes hasta el desfogue en el río Tres Amigos con el fin de permitir su inspección.

Asimismo, recomiendan establecer un programa de vigilancia de alcantarillas y cunetas así como realizar inspecciones periódicas con el fin de detectar oportunamente problemas de obstrucciones, socavación, erosión, desgaste o cualquier otra situación que pueda poner en peligro la integridad de las estructuras.