El cóndor andino, ave nacional de Colombia, está en peligro de desaparecer de su propio territorio. 

Se trata de un ave que cumple con importantes funciones dentro del ecosistema, las cuales se verían gravemente afectadas si la muerte se sigue dando por el envenenamiento de estos animales.

Según el director científico de la Fundación Neotropical, Fausto Sáenz, es una de las aves más grandes del mundo, pues con sus alas extendidas puede llegar a medir más de 3 metros.

Además de esto, Sáenz reveló cuál es el gran aporte que hace el cóndor andino al ecosistema, razón por la que es fundamental luchar por su conservación. 

“Se alimenta de animales muertos y por esa naturaleza carroñera, disminuye la probabilidad de que los desechos o los contaminantes de la carroña lleguen, por ejemplo, a las fuentes hídricas y a los nacimientos de las principales quebradas, ríos, cuencas”, explicó el científico.

Es en su alimento que los humanos han estado acabando con esta especie, envenenando la carroña que consumen los cóndores para reducir el ataque de los depredadores sobre el ganado bovino de los habitantes de esas zonas.

Para Eduardo Pavez, director del proyecto ManKu Cóndor Andino, esa es la principal amenaza que tiene el cóndor en la actualidad en Colombia.

Con esas deplorables prácticas, del ave nacional apenas quedan unas decenas de ejemplares en el territorio colombiano, que es mucho menos de lo que se pensaba.

Los expertos señalan que otros de los problemas que las afectan son su baja tasa de reproducción. 

El cóndor andino puede vivir más de 60 años y es una de las especies que puede tener a lo largo de su vida, sólo una pareja y junto a esto, solo ponen un huevo cada dos o tres veces al año.

Fuente: www.infobae.com

Exit mobile version