Desde hace ocho meses, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) mantiene incompleta su actual Junta Directiva, lo que le impide resolver apelaciones o designar a los miembros del Consejo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), entre otras gestiones.

Frente a dicho escenario, la Cámara de Empresas de Distribución de Energía y Telecomunicaciones (CEDET) gestiona que tanto el Poder Ejecutivo como el Poder Legislativo se acerquen y puedan encontrar los candidatos de consenso para completarla.

“El ente regulador tiene aproximadamente 3 años de no contar con una Junta Directiva completa y esto a su vez afecta la conformación del Consejo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), cuyos miembros son nombramientos que los debe hacer la Junta Directiva de la ARESEP, debidamente conformada. Debe haber voluntad política para resolver esta situación”, dijo Erick Rojas, vicepresidente de CEDET.

Señala que, los efectos negativos de no nombrar a los directivos de ARESEP provoca que hagan fila decenas de recursos de apelaciones en materia de fijación de tarifas y precios que se deben resolver.

También, el estudio de cánones, así como el otorgamiento, revocatoria o ampliación de las concesiones que por ley les corresponda.

“No es posible convocar a audiencias para la fijación de tarifas de telecomunicaciones y la respectiva inspección y control”, alega la CEDET en un comunicado.

Otra consecuencia es la imposibilidad de asignar los recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (FONATEL), lo que mantiene paralizados todos los proyectos que impactan a las poblaciones más vulnerables de nuestro país.

La Junta Directiva de la Aresep se compone de cinco miembros y aunque puede sesionar con solo tres ellos, hay acuerdos que solamente puede aprobar por mayoría calificada.

Según este mismo gremio, la afectación indirecta hacia SUTEL es que podría impactar los servicios de la tecnología 5G.

Exit mobile version