Las Naciones Unidas reconocen el 22 de abril como el Día Internacional de la Tierra, una jornada que sirve para concienciar a la población de la situación climática que hay en el planeta a causa del calentamiento global, el cambio climático y otros fenómenos atmosféricos que, en la mayoría de casos, son factores provocados por el hombre.

“El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad -como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre- pueden acelerar el ritmo de destrucción del planeta”, explican desde la ONU en un comunicado.

La Tierra continúa registrando temperaturas cada vez más cálidas y el 2022 fue el sexto año con las temperaturas más altas desde 1880, según un informe elaborado por científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, en inglés) y la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos.

Aumento de las temperaturas

La investigación concluye que la superficie terrestre y oceánica superó en 0,86 grados Celsius el promedio del siglo XX, que está en 13,9 grados Celsius.

“Continuamos en esta grave tendencia de aumentos de temperatura. Y otro dato importante es que los últimos nueve años han sido los más calientes desde que empezamos a tomar medidas”, asegura Carlos del Castillo, jefe del Laboratorio de Ecología Oceánica del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, convencido de que “el problema es que la tendencia es inexorablemente de aumento de temperatura a lo largo de este ciclo”.

Sin embargo, el aumento de las temperaturas en todo el planeta no se da de manera equitativa, sino que hay lugares donde se acentúa aún más este calentamiento. 

“Por ejemplo, en el Ártico, en los hemisferios, en las latitudes más altas hacia el norte, pues el cambio puede ser de hasta cuatro veces más. Y en algunos lugares es un poco menos del promedio, y eso se debe a patrones de corrientes marinas y vientos, entre otras cosas”, dijo el experto.

Del Castillo avisa que “los aumentos de temperatura en el planeta tienen efectos muy negativos” y sus consecuencias ya se están viendo hoy en día. 

Exit mobile version