El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió este jueves una declaración de desastre para las zonas afectadas por el paso por Florida del huracán Ian, ahora degradado a una tormenta tropical que se desplaza rumbo al noreste, y envió un mensaje a las personas afectadas, asegurando que la Administración no los abandonará en un momento como este.

“Mi mensaje para la gente de la Florida es que en momentos como este el país se une, vamos a trabajar unidos como un solo equipo y un solo país”, dijo Biden en conferencia de prensa al mediodía.

La declaración de desastre anunciada incluye fondos federales para las personas afectadas en los condados de Charlotte, Collier, DeSoto, Hardee, Hillsborough, Lee, Manatee, Pinellas y Sarasota”, informó la Casa Blanca en un comunicado.

Cerca de 2,6 millones de personas permanecen sin energía eléctrica tras el paso del huracán Ian. Los daños incluyen árboles caídos, vías bloqueadas y viviendas destruidas o severamente afectadas.

El mandatario agregó que una ayuda adicional para los afectados comprende hasta 37.900 dólares en asistencia para cobertura de seguro por pérdida de propiedades.

A su paso, el huracán Ian ha dejado un reguero de destrucción en el suroeste de Florida.

Ian, uno de los huracanes más potentes que ha azotado Estados Unidos, atravesó la península de Florida el miércoles en la noche y ahora sigue su curso a la costa atlántica.

El huracán convirtió las calles en ríos y derribó árboles en su avance por el suroeste de Florida, con vientos de 241 km/h y un muro de marejadas ciclónicas.

Cuando tocó tierra, Ian era una tormenta de categoría 4, y por la fuerza de sus vientos, fue la quinta más potente en la historia de Estados Unidos.

Exit mobile version