Las autoridades panameñas decomisaron cinco toneladas de cocaína, una de las incautaciones más voluminosas, dentro un buque con plátanos procedentes de Ecuador y que tenían como destino España.

Según informó el ministro de Seguridad de Panamá, Juan Pino, el decomiso se ejecutó en un puerto de la ciudad portuaria panameña de Colón, que es la entrada al Canal de Panamá desde el océano Atlántico, donde encontraron 5.000 paquetes en “dos contenedores contaminados con cocaína en conjunto con plátanos”. Estaban a bordo de un buque en tránsito, con bandera de Malta.

“Este duro golpe que le damos al crimen organizado transnacional duele para ellos, porque cortamos 5.000 paquetes o cinco toneladas de drogas que no van a llegar a ninguna parte del mundo y van a ser destruidas aquí en Panamá”, subrayó en rueda de prensa.

El funcionario explicó que las organizaciones criminales cobran cuando la droga llega a destinos —citó como ejemplos Bélgica, Francia o España— y que el precio de venta de la droga en Bélgica es de cerca de 90.000 dólares por kilogramo.

Agregó que, Panamá ha tenido sólo dos incautaciones de este tamaño.

“La primera, en 2021, fue en un semisumergible en las costas de Bocas del Toro (al este panameño) y ahora la segunda, este buque en tránsito proveniente de Guayaquil”, detalló Pino.

Ecuador es el mayor exportador de plátano a nivel mundial, con envíos de alrededor de 6,5 millones de toneladas al año por vía marítima, pero, también enfrenta un incremento de la infiltración del narcotráfico, que ve en la exportación de este producto una oportunidad para enviar droga a mercados como Europa.

El país suramericano está ubicado entre los dos mayores productores de cocaína del mundo, Colombia y Perú.

El operativo en Panamá estuvo a cargo del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN), en conjunto con la Procuraduría General panameña y se produjo tras un aviso de las autoridades aduaneras francesas, gracias a un acuerdo de intercambio de inteligencia.

Fuente de esta nota www.vozdeamerica.com

Exit mobile version