Un hombre de apellidos Vargas fue condenado a 161 años de prisión después de que la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (FAPTA) lograra demostrar ante el tribunal juzgador que cometió 23 delitos de peculado en perjuicio de adultos mayores de Guatuso.

El condenado trabajó como coordinador del Hogar de Ancianos de Guatuso entre mayo del 2014 y enero del 2016, según la acusación fiscal.

Vargas, indicó el Ministerio Público, aprovechó su puesto para sustraer dinero que había recibido esa institución, como parte de convenios firmados con el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor y la Junta de Protección Social.

La evidencia recabada por la Fiscalía estableció que el imputado se adueñó de fondos públicos mediante la emisión de cheques a su nombre y a nombre de terceras personas, a las cuales engañaba para que retiraran el dinero y luego se lo entregaran.

Asimismo, el órgano acusador del Estado demostró que el hombre pagó con ese dinero obligaciones personales. En la etapa de juicio, el Ministerio Público acreditó que Vargas sustrajo de la institución al menos ₡200.000.000 (doscientos millones de colones.

“En esta causa se aplicó la figura legal del funcionario público equiparado, mediante la cual se puede juzgar a personas que, sin ser funcionarias del Estado, administran fondos públicos en entidades como de Juntas de Educación, Asociaciones de Desarrollo, Acueductos Rurales, entre otras”, cita textualmente un comunicado del Poder Judicial.

Dicha sentencia, a criterio del fiscal a cargo del juicio, Ronald Segura Mena, sienta un precedente y es una llamada de atención para el correcto manejo de dineros públicos.

El 04 de agosto anterior, el Tribunal Penal de Hacienda y de la Función Pública notificó la sentencia condenatoria y comunicó que, por las reglas del concurso material, dicha pena fue adecuada a 21 años.

Cuando una persona comete más de un delito, en diferentes momentos, se da lo que se conoce como un concurso material.

Mientras el fallo queda en firme, Vargas debe permanecer en prisión preventiva.

Exit mobile version