Un hombre de apellido Villalobos estará siete años en prisión por el delito de venta de drogas, según la sentencia dictada por el Tribunal Penal de Sarapiquí en un procedimiento especial abreviado.

El condenado distribuía crack y cocaína en una casa de habitación, ubicada en las cercanías de un colegio en el distrito de Horquetas.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) lograron determinar las ventas ilícitas en dicho sector después de un proceso de vigilancias y seguimientos,

Fue en agosto de 2022 cuando las autoridades judiciales allanaron dicha vivienda, logrando la captura de Villalobos, así como el decomiso de drogas y dinero en efectivo, que se presume eran producto de esas ventas ilegales.

Exit mobile version