El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó que su gobierno asista a las fuerzas de seguridad de Haití para proteger a civiles e infraestructuras clave contra los ataques de organizaciones criminales.

El anuncio, confirmado por la Casa Blanca, se conoció en el marco de una reunión el sábado entre un alto funcionario de la Administración Biden y representantes de grupos defensores de los derechos civiles de la comunidad afrodescendiente en Estados Unidos para dialogar sobre la crisis política y social que atraviesa Haití y sobre la ayuda norteamericana a su pueblo.

En el último mes, pandillas criminales intensificaron sus ataques contra escuelas, farmacias, estaciones policiales, el principal aeropuerto internacional de Puerto Príncipe y dentro de las dos mayores cárceles del país.

La situación ha generado una situación de inestabilidad y afectado el acceso a la educación y la salud de la población, como lo han descrito voceros de organismos multilaterales, como UNICEF.

Funcionarios de la Casa Blanca compartieron el fin de semana la autorización del presidente Biden “a proveer la asistencia necesitada urgentemente a las fuerzas de seguridad de Haití para ayudar en la protección de civiles e infraestructura clave en contra de los ataques organizados de bandas”, a través de un comunicado de la sede de la presidencia norteamericana.

El comunicado oficial subrayó que Estados Unidos es el mayor donante de asistencia humanitaria a Haití, proveyéndole más de 170 millones de dólares desde octubre de 2022.

Fuente www.vozdeamerica.com

Exit mobile version