El Servicio de Inspección e Inocuidad de los Alimentos (FSIS por sus siglas en inglés), del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, realiza desde este lunes 06 de noviembre una auditoría a seis establecimientos procesadores de productos y subproductos de origen animal de nuestro país.

El propósito de esta visita, liderada por Alexander Lauro, es verificar el trabajo que el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería, ejecuta con estas plantas exportadoras, por medio de la Dirección de Inocuidad de Productos de Origen Animal (DIPOA), encargada de regular y controlar la seguridad sanitaria e inocuidad de los alimentos de origen animal para la protección de la salud humana.

Adicionalmente, se verificará que el sistema de seguridad alimentaria de la carne continúe manteniendo un nivel de protección sanitaria adecuado, que asegure que los productos que se exportan a Estados Unidos sean seguros, no estén adulterados y cuenten con el etiquetado correspondiente.

También se llevarán a cabo auditorias en el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios (LANASEVE) para evaluar la capacidad de brindar un soporte técnico apropiado al sistema de inspección.

La auditoría finaliza el 22 de noviembre y se basará en las regulaciones y requerimientos exigidos por el FSIS. Esto incluye la vigilancia de las enfermedades de animales, saneamiento, sacrificio/procesamiento y residuos de medicamentos veterinarios, entre otros.

Costa Rica ha estado exportando carne bovina a los Estados Unidos durante más de cincuenta años, con un volumen anual de exportación que supera las seis mil toneladas.

Los resultados oficiales de esta auditoría serán enviados al SENASA una vez analizados por el FSIS.

Exit mobile version