Acueductos contaminados: “Lo que más duele es estar así por un tercero que nos afectó”

“Lo que más le duele a uno es que sufrimos esta contaminación con bromacil de nuestro acueducto porque un tercero irresponsable nos efecto, no por negligencia nuestra.

Se le vienen a uno las lágrimas ver chiquitos salir recoger aguas con picheles y hasta se desesperan porque piensan que el agua de la cisterna se va acabar”, contó ayer Margarita Alvarado, miembro de ASADA de Veracruz de Pital, a los diputados del Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa.

Alvarado junto con representantes de la ASADA de Santa Rita, La Tabla, Santa Isabel de Río cuarto le pidieron ayer a los diputados que intervengan ante la situación que viven esas comunidades, luego de que se encontró que sus acueductos estaban contaminados con bromacil debido a la actividad agrícola de la zona.

“Lo peor es el desgaste”

“Los daños que hemos sufrido superan los ₵50 millones en este proceso, pero lo peor es el desgaste y saber que no se puede hacer nada, se le vienen a uno las lágrimas tener que ir a repartir agua y ver estas escenas” contó Alvarado.

En enero pasado Sala Constitucional ordenó a seis instituciones publica iniciar un proceso de saneamiento de las fuentes de agua que abastecen a las comunidades de Santa Rita, La Tabla y Santa Isabel de Río Cuarto de Alajuela contaminados con el herbicida bromacil, al parecer, producto de la actividad piñera.

Las instituciones que deben actuar y sanear el agua son: el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, Tribunal Ambiental Administrativo, Ministerio de Salud, Ministerio de Ambiente y Energía, el Servicio Fitosanitario del Estado y el Ministro de Agricultura y Ganadería.

Esto se dio luego de que la Sala mediante Sentencia N° 2019-000695 , resolvió el recurso de amparo número 18-016614-0007-CO, presentado por los Presidentes de la Asociaciones de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios de Santa Rita, La Tabla y Santa Isabel de Río Cuarto de Alajuela, en el que acusan la violación del derecho a la salud y a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, de las personas que habitan las comunidades que representan.

Los diputados de la Comisión de Ambiente acordaron ayer abrir una investigación sobre la contaminación de estos acueductos para sentar responsabilidades. También llamar a comparecer la Ministra de Salud y la Presidenta de Acueductos y Alcantarillados por este caso.

El diputado José María Villalta, dijo que se debe cuantificar el daño ocasionado a los acueductos afectados para que el Estado pague.

Según los vecinos de estas comunidades afectados producto de la contaminación perdieron dos nacientes de donde sacaban agua.