La Policía de Fronteras en lo que va del año ha detenido 67 sospechosos de cometer el delito de tráfico ilícito de personas, de esos traficantes de personas 35 son nicaragüenses y 32 costarricenses.

El caso más reciente ocurrió la semana pasada en la localidad de El Delirio, distrito de San José de Upala, cuando los oficiales fronterizos que patrullaban cerca de la línea limítrofe detuvieron a dos motociclistas, ambos de nacionalidad costarricense e identificados como de apellidos Vallejos y Bustos.

Cada uno de ellos transportaba a dos nicaragüenses en condición migratoria irregular, para un total de cuatro extranjeros en esa condición, uno de ellos menor de edad.

Es por ello que, bajo la dirección funcional de la Fiscalía de Upala, las motos fueron decomisadas y sus conductores quedaron detenidos, tras lo cual fueron remitidos a la orden de la Fiscalía de Flagrancia de San Carlos.

Cabe indicar que el citado delito, en su forma ordinaria, está sancionado con penas de 2 a 6 años de cárcel, mientras que en su modalidad agravada se castiga con penas de entre 3 y 8 años de prisión.

De los 67 detenidos este año por el delito en mención, 35 son nicaragüenses y 32 costarricenses, siendo el uso de automóviles el medio más frecuentemente usado para transportar a los extranjeros en condición migratoria irregular, ya que 36 de los detenidos eran conductores de vehículos, mientras que el resto de detenidos, en su mayoría guiaban a los migrantes a pie por puntos ciegos.

Exit mobile version