(Video) Explosión amarilla en toda la Región

El verano seco de estos días ha traído a la Región un espectáculo único, una explosión de amarilla que contrasta con el verdor de nuestros boques, se trata de la floración del Corteza Amarillo (Tabebuia guayacán), árbol símbolo de cantón sancarleño.

Viajar por la llanuras de la Región y mirar a lo lejos arboles dorados iluminados con el sol, que sobresalen de las arboledas verdes, es experiencia hermosa que cada año disfrutamos los habitantes de estas tierras.

Y es que el Corteza está en plena floración. En cada rincón de nuestros pueblos, en los vastos potreros y repastos podemos apreciar uno, engalanado con sus frágiles flores que arrastra el viento y cubre el suelo de amarillo. Una alfombra única, efímera, frágil y hermosa digna de admirar.

Detenerse un momento para apreciar este espectáculo de la naturaleza, debe ser un mandato religioso, ya que ocurre en una vez al año, por esta época y tiene una duración de uno o dos días, luego el árbol queda sin flores y retoñan las hojas verdes del corteza para perpetuar su existencia.

Árbol símbolo de San Carlos.

El Corteza Amarillo, árbol del cantón de San Carlos, declarado por Concejo Municipal, según acuerdo #3 del acta 91 del 17 de setiembre de 1996.

Esta especie, maderable, posee una floración sincronizada de durante la estación seca, de enero a mayo, momento en el cual los árboles pierden todas sus hojas y empieza la floración.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Biodiversidad el Corteza Amarillo es una especie aparentemente heliófita, de crecimiento lento, en sitios con topografía plano-ondulada.
Se le puede ver solitario en potreros, como remanente del bosque original y que sobrevivió del proceso deforestador que ha sufrido la zona, gracias a que su madera no tenía gran demanda años atrás, por ser muy dura y poco fina.

Hoy el mandato es sembrar más Cortezas y cuidar los árboles que tenemos no sólo para proteger nuestro ambiente, si no para apreciar esta explosión amarilla que tapiza nuestros campos.