Vecinas de San José de Upala destacan en la agricultura orgánica

Vecinas de San José de Upala destacan en la agricultura orgánica

Dominga Hernández Rodríguez, vecina de San José de Upala, vive de la agricultura orgánica, ella es un ejemplo constante de deseos de superación. Produce frijoles, plátanos, piña, cúrcuma y mucuna en su parcela de tierra.

Dominga contó al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), donde logró capacitarse en agricultura orgánica, que su marido la abandonó hace casi tres décadas y la dejó con seis hijos que sacar adelante.
Asegura que a punta de pala y sudor saca de la tierra el sustento diario, lo que con el paso de los años también fue lo que le permitió participar en el programa “Mujeres Semilla Gestoras de Vida”.
Este es un programa de capacitación del INA, por medio de la Asesoría de Desarrollo Social y en coordinación con el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) que se imparte en el Centro Especializado en Agricultura Orgánica (CNEAO), en Cartago, para empoderar a mujeres a desarrollar proyectos productivos en armonía con el ambiente.
Según el INA, doña Dominga dejó su humilde hogar, ubicada a más de media hora a pie en camino de barro de la calle principal que conduce a San José de Upala y se fue tres meses a Cartago. “Gracias a lo que aprendí en el INA, tengo cinco manzanas de mi finca certificadas como orgánicas y produzco cúrcuma y mucuna, también tengo un poco de piña y plantas medicinales”, contó.
La otra parte de la finca se mantiene con producción tradicional de maíz, frijol y plátano, pero su proyecto es iniciar el proceso de transición para lograr que el 100% de sus cultivos sean orgánicos.
“Mucho de lo que yo antes consideraba como monte, ahora sé que se pueden utilizar para combatir plagas. Aprovecho más lo que la tierra me da y le enseño a mis hijos y nietos a producir sin contaminar el suelo”, expresó esta humilde mujer, un ejemplo de trabajo y sacrificio.