UCR realiza mejoras en calidad genética de ganado para obtener carne suave y jugosa

Publicidad

Desde hace varias décadas la Escuela de Zootecnia de la Universidad de Costa Rica (UCR) realiza mejoras en la calidad genética de algunas razas de ganado con el fin de aumentar el consumo de carnes de calidad en el país.

De acuerdo con la UCR más ganaderos suman animales de genética superior a sus fincas gracias al Proyecto de la Unidad de Reproducción Animal (URA) bajo el convenio INTA-MAG-UCR de la Escuela de Zootecnia, que procura mejorar integralmente el hato ganadero con la aplicación de biotecnologías modernas como la inseminación artificial y transferencia de embriones in vivo.

“Al contar con animales de mayor calidad de las razas Girolando y Brangus los ganaderos pueden obtener más producción de leche y carne, lo que se traduce en mayores ganancias. Al mismo tiempo, los consumidores costarricenses podrán adquirir en el mercado cortes de carne suaves y jugosos a mejor precio”, detalla el artículo de la UCR.

Según la UCR en año 2010 el proyecto logró colocar 24 animales entre los productores y para el 2018 se colocaron 69 animales a través de subastas ganaderas que se realizan en la Finca de Producción Animal de la Escuela de Zootecnia que se ubica dentro de la Estación Experimental Los Diamantes, en Guápiles. Allí desde pequeños parceleros y parceleras de comunidades rurales hasta ganaderos que cuentan con fincas grandes, principalmente de la zona Atlántica, pueden adquirir animales de alto valor genético a un precio accesible.

“En nuestra zona hace muchos años tuvimos problemas porque el ganado bajó mucho de precio, en ese tiempo por medio del proyecto URA, la Universidad de Costa Rica nos proporcionó un tipo de ganado que era ideal para la zona de nosotros de la raza Girolando, que nos ha ayudado dándonos una cantidad suficiente de leche y de carne para salir adelante con las necesidades económicas que teníamos”. Anabel Víquez Sáenz, ganadera, Puerto Viejo de Sarapiquí.

WhatsApp-Image-2019-03-11-at-10.02.41-AM-1.jpeg
Anabel Víquez Sáenz, ganadera, Puerto Viejo de Sarapiquí, es una de las beneficias con animales productoras de leche y carne.

Raza de doble propósito

El investigador y especialista en reproducción animal Roger Molina Coto, explicó que cada toro que se entrega a un ganadero tiene un efecto multiplicador ya que podrá reproducirse con hasta 25 hembras de manera continua hasta por dos años, y durante aproximadamente 6-8 años, contribuyendo así a mejorar la genética de sus descendientes, tanto para la producción de leche como de carne.
La Unidad de Reproducción Animal (URA) trabaja en el mejoramiento genético de animales de las razas de doble propósito (carne y leche) Brangus y Girolando caracterizadas por su alta productividad y calidad de su carne. Además, realiza investigaciones para comprobar el rendimiento de estos animales, mejorar las técnicas reproductivas y sobre la nutrición animal en el trópico.

En el caso de la raza Girolando se ha comprobado que permite lograr una mayor producción de leche y de carne muy por encima del promedio nacional. Las vacas evaluadas dieron 11.1 kg de leche por día a un ordeño, un excelente rendimiento en comparación con el promedio nacional que es de 4-5 kg de leche diarios, según detalló el M.Sc. Carlos Arroyo Oquendo, coordinador de la Finca Experimental de Producción Animal.

En ganado de carne, lo animales de la raza Brangus evaluados al destete llegaron a pesar 248 kilos (las hembras) y 257 (los machos), mientras el promedio nacional es de 141 kilos en hembras y 160 en machos. Todo esto se traduce en mayores ganancias para los productores beneficiados.

Publicidad