Tras un año de “Otto“

Tras un año del Huracán Otto los vecinos de Upala luchan por rehacer sus vidas con normalidad,  aunque  todavía rondan los fantasmas de la tragedia, los medios, el dolor de los muertos y  la desesperanza de los que lo perdieron todo y aún no han podido rehacer sus vidas, pese a que el gobierno pregona con bombos y platillos las enormes inversiones hechas  en Upala.

Según datos del gobierno en Corredores, Bagaces, La Cruz y Upala se ha avanzado en  47 proyectos prioritarios con una inversión de ₡9.479 millones.

Pese a esta inversión en obras de infraestructura, muchas familias manifiestan el desamparo, ya que luego de 365 días de Otto,  el gobierno no ha sido capaz  de levantar sus casas como lo prometió,  en un sitio más seguro.

Este es el caso de los esposos Paulina María de los Ángeles Ruiz Jiménez, y Dagoberto Alvarado,  quienes  en medio del discurso de rendición de cuentas del alcalde Juan Bosco Acevedo, lo  interrumpieron para reclamarle al gobierno que luego de un año de huracán no les han construido su casa.

De acuerdo con el gobierno de las 77 familias de Upala, en condición de traslado; 35 tramitan su expediente en entidades autorizadas, para su revisión y eventual aprobación por parte del Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI).

Después de finalizar la etapa de evaluación de viviendas afectadas por el Huracán Otto, el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH) ha continuado con la ejecución de las labores de coordinación para atender a las familias damnificadas, con fondos provenientes del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda (SFNV) y dineros de iniciativas privadas, pero no han hecho ninguna construcción de viviendas.

También,algunos comerciantes que perdieron sus negocios y mercadería, han podido  levantarse, porque pese a que el gobierno les ofreció préstamos por medio de los bancos estatales, muchos no son sujetos de crédito, porque no tienen nada con que responder por sus obligaciones.

Según gatos oficiales,  en Upala la  inversión realizada es de ₡4.600 millones, cifra que se duplicará al finalizar los proyectos restantes en el 2018, como parte de un convenio de la Comisión Nacional de Emergencia, el Instituto Costarricense de Electricidad, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes  y la Municipalidad.

Aquí se han  desarrollado 18 proyectos, de los cuales,  cinco fueron ya finalizados, principalmente la limpieza y canalización de ríos  en los distritos de Upala centro, Yolillal, Canalete y Bijagua. Están en marcha la reconstrucción de caminos y puentes, así como el dique de Jomusa.

De acuerdo con información oficial, a un año del impacto del huracán Otto, se han reparado 51 kilómetros de caminos, cuatro puentes y 23 kilómetros del río Zapote fueron canalizados en este cantón.

Juan Bosco Acevedo, alcalde de Upala, dijo estar satisfecho por la respuesta del gobierno, luego de un año de la catástrofe, aunque fue claro que hay mucho por hacer todavía.

Detalló que el municipio destinó ₵500 millones para el traslado de escombros y la reconstrucción de la cabecera del cantón, entre  otros.

encomiedas chepe

“Ha sido muy duro recuperarme”

Por José Ramón Meneses – Corresponsal.

Ana Iris López Ramírez, madre de tres hijos, narró a La Región que su pequeño negocio, un salón belleza que tenía en Upala centro lo destruyó se lo llevó el huracán hace un año y con él, todos sus sueños y esperanzas.

“Ha sido un año muy difícil, por los grandes sacrificios que he tenido que hacer, pero sigo adelante gracias a un préstamo que adquirí y la buena voluntad de la gente”, contó esta mujer, una de los comerciantes del cantón que lo perdieron todo.

Narró que fue muy duro llegar a su negocio y ver todo en ruinas,  todos los objetos dañados por el agua y no tener nada como volver a empezar.

“Estuve a punto descomponerme, porque pensé que era el fin de todo”, contó esta mujer, quien aseguró que la entidad bancaria, con la que anteriormente tenía un préstamo, le concedió otro para comprar equipos y poder seguir adelante.

reportaje2.nota 2.JPG
Ana Iris López Ramírez, comerciante de Upala lucha por levantarse tras un año de Otto.
Se le vienen las lágrimas

Narró que se puso como meta iniciar nuevamente su negocio por el amor que le tiene a sus hijos que estudian y a su padre que es adulto mayor que ya no labora y depende de ella.

Doña Ana Iris al recordar ese 24 de noviembre del 2016, se entristece y se le vienen las lágrimas, por todo lo vivido y por lo duro que ha sido levantarse.

Actualmente tiene su local frente a la Municipalidad de Upala donde cifra sus sueños y esperanzas de poder levantarse de la mano de Dios

 

Compartir
Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR - Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun - Correo: geraquesada@gmail.com

Deja un comentario