Trabajadores despedidos por piñeras de Upala tienen deudas y pasan hambre

Ramón Meneses

Las familias de los trabajadores despedidos de algunas empresas piñeras de Upala pasan una difícil situación económica, ya que al no tener trabajo, tampoco pueden adquirir los alimentos para satisfacer las necesidades básicas, o pagar deudas.

Los trabajadores ayer realizaron una marcha por Upala y mantuvieron una reunión en Ministerio de Trabajo en San José, pero todavía no tienen una repuesta concreta por parte del gobierno, con excepción de la Iglesia Católica que si les está proporcionando diarios a través de donaciones que la comunidad de Upala, Cáritas de Costa Rica y la Diócesis de Cartago.

Cabe señalar esto es una respuesta de emergencia corto plazo, ya que a largo plazo no tienen ninguna respuesta detalló el cura párroco de San Juan de Dios de Upala centro y que dijo estar muy preocupado por la situación de estas familias .
A los trabajadores les han hecho entrega de más de 400 diarios de donaciones que llegan a dejar a Iglesia de Upala centro, pero no es suficiente.

Juan Acevedo alcalde de Upala dijo que ellos están apoyándolos para realizar contactos con el gobierno central y diputados, además de que pusieron a disposición de los afectados el departamento legal de la municipalidad para ayudarles a tramitar las demandas laborales y pronto formaran un equipo inter institucional para atenderlos en esta emergencia.

Piñeras

Jefry López, de la Coordinadora Norte Tierra y Libertad dijo ayer que los trabajadores afectados trabajaban para los empresarios Evelio Chaves Chaves, Carl Odio Trejos, Isaac Bustos Boza, Carlos Odio Soto, Sergio Chaves Chaves y Marvin Alvarado Santamaría, ubicadas en el cantón de Upala.

Según López como parte de los perjuicios que sufren los y las trabajadoras se encuentran, el no pago de liquidaciones a más de 150 trabajadores, el no pago de cuotas a la Caja Costarricense de Seguro Social, falta de pagos de salarios, aparte de quedarse sin trabajo en una zona con altas tasas de desempleo.

Recientemente la empresa piñera Valle Del Tarso ubicada en el cantón de Upala y los Chiles despidió y cerro totalmente operaciones sin pagarles salarios atrasados, aguinaldos y derechos laborales a centenares de trabajadores.

Hace diez días ellos se presentaron normalmente a laborar a dicha empresa y para sorpresa de ellos la encontraron cerrada, los dueños habían retirado durante la noche, mobiliario de oficinas, computadoras y equipos, la maquinaria chapulines y camiones la habían trasladado según nos narró un dirigente demandante, a una finca lejos de ahí.

Los directivos de la empresa no dan la cara para hablar con los trabajadores para encontrarle una solución a esta situación, por esto han emprendido presiones incluyendo demandas ante el ministerio de trabajo y llamados a instituciones del gobierno para que les ayuden, la mayoría tienen deudas y no tienen fondos para darles de comer a sus familias.