SFE dice que preocupación por prácticas agrícolas fue motivo de estudio de aguas en San Carlos y Río Cuarto

SFE no se refiere si se alertó a las comunidades para que dejaran de consumir agua con residuos de plaguicidas.

El Sistema Fitosanitario del Estado (SFE), afirmó mediante comunicado que la investigación sobre contaminantes de aguas por productores de piña hecha por Universidad de Costa Rica se hizo para atender preocupaciones de la ciudadanía en cuanto al uso de plaguicidas.

“El Proyecto de Buenas Prácticas Agrícolas en la producción de piña en la Zona Norte, contratado por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), al Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA), de la Universidad de Costa Rica (UCR). El SFE invirtió ₵247 millones, la cual evidencia el compromiso de atender adecuadamente la situación, promoviendo el uso y manejo apropiado de agroquímicos en el cultivo de piña en la zona norte”, detalla el SFE.

Mediante el Proyecto, denominado “Caracterización de las prácticas agrícolas y el uso y manejo de agroquímicos en el cultivo de piña para la implementación de buenas prácticas agrícolas (BPA)”, se espera que los productores de la zona norte fortalezcan sus conocimientos en BPA y mejoren sus prácticas en el uso de agroquímicos, entre otros aspectos, informa el SFE.

Pere el ente del Estado en dicho comunicado no se refiere si se alertó a las comunidades afectadas para que dejaran de consumir esta agua, pese que se conocían desde inicio de la investigación en el año 2015.

“Como parte del proyecto, se analizaron límites máximos de residuos (LMR) en piña y se  analizaron aguas subterráneas y superficiales. Los resultados, aún preliminares, descartan presencia de residuos de agroquímicos en fruta, pero sí hallaron trazas de agroquímicos en aguas, por lo que el MAG, en setiembre del año pasado, envió carta al Ministerio de Salud Pública recomendando la valoración del informe, por su papel como ente rector de salud”, afirmó Fernando Araya Alpízar, Director del SFE.

Según el SFE, este proyecto tiene una duración de cuatro años y finaliza este año. Durante estos años se ha trabajado en encuestas, caracterización de la población, campañas informativas sobre BPA en medios de comunicación colectiva regionales, charlas educativas en temas como uso correcto de plaguicidas, calibración de equipo, agricultura de precisión, alternativas al uso de bromacil (prohibido en mayo del 2017), costos de producción, manejo de rastrojos, regeneración del suelo, agro-climatología, entre otros.

Ver también:

“MAG y MSP sabían de aguas de consumo con plaguicidas en San Carlos y Río Cuarto, pero callaron”

Encuentran presencia de 6 tipos de plaguicidas en aguas superficiales y subterráneas de San Carlos y Río Cuarto