“Santa Rita era un pueblo con cuatro ranchos”

“Servir es algo que llena mucho. La gente nueva trabaja muy poco por el pueblo.”

Doña María Cecilia Jiménez Arguello de 88 años, es una de las fundadoras de Santa Rita de Río Cuarto, dice que llegó a esta comunidad montada a caballo y con siete hijos, ya que aquí no había caminos, sino montañas y trillos para las bestias.

Venía de Guápiles y se vino con sus hijas a administrar una finca ganadera de la zona, ya que su esposo enfermó y ella tuvo que hacerse cargo de la administración de la finca.

“Yo hacía de todo. Iba a medir madera, a cuidar el ganado y estar al tanto de los peones, trabajaba como un hombre y encima tenía que criar a mis hijos” cuenta esta abuelita, hoy muy conocida en Santa Rita, porque durante 25 años administró la oficina del correo de esa comunidad.

También doña María Cecilia es muy conocida por su don de servicio comunal,  sirvió durante muchos años en la iglesia, en el comité de educación de la escuela, y en la asociación de desarrollo integral de esa comunidad.

La vida de esta madre de siete hijos, está marcada por muchos trabajos, que se remontan a épocas difíciles, ya que cuenta que cuando llegó a Santa Rita, no había agua potable, luz eléctrica ni caminos.

“Aquí lo que había eran cuatros casas, la de Esteban y Juan Arrieta y la de Efraín y Jorge Ávila. Todo esto era sólo montaña. Tuvimos que empezar a formar el pueblo y buscar recursos del Estado para hacer un acueducto y luego buscar cómo traer la luz eléctrica  y mejorar caminos”, recuerda esta mujer, cuyo esposo murió por enfermedad recién llegado a estas tierra y ella tuvo que sacar adelante a sus hijos.

Dice que ama mucho Santa Rita donde ha vivido la mayor parte de su vida. Pese a  los duros sacrificios y trabajos en el campo, doña María Cecilia logró sacar adelante a sus hijos y darles estudio.

carnes

Los telegramas

Asegura que el principal medio de comunicación allá por los años sesenta eran los telegramas, ella administraba un teléfono y expedía cartas y telegramas.

Cuenta doña María Cecilia que nació en Alajuela. Sus padres fueron María Luisa Arguello y Carlos Jiménez. Tuvo 11 hermanos, de los cuales, hoy sólo quedan ella y otro.

Logró terminar la educación primaria entre San José y Guápiles, donde también vivió. Estuvo también en Quepos de Puntarenas, donde se desempeñó como maestra, impartía clases a niños de las bananeras. Aquí conoció al que fuera su esposo José Ángel Villegas, el cual, describe como un hombre muy andariego, ya que anduvo por muchas partes del país trabajando, hasta que murió.

Para esta abuelita, muy conocida y respetada en Santa Rita por el espíritu de servicio a la comunidad, hace falta más compromiso de las nuevas generaciones con sus pueblos.

Asegura dejó de trabajar para su comunidad cuando tenía 83 años por motivos de salud, pero esto de  servir a los demás la llena mucho y se siente feliz que los  vecinos y amigos la quieran mucho y le dicen abuelita o “tita”.

Compartir

Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR –

Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun –

Correo: geraquesada@gmail.com

Deja un comentario