Regulan el ingreso de turistas a Río Celeste por principio “In dubio pro natura”

Basados el principio de In dubio pro natura que es un principio de precaución y prevención a favor de los recursos naturales autoridades del Parque Nacional Tenorio acordaron restringir el ingreso algunos puntos del Parque incluido Río Celeste.

De acuerdo con el Sistema de Nacional de Areas Protegidas (SINAC), se acuerda: Permitir un máximo de ingreso de 1.000 visitantes diarios en los sitios de uso público intensivo que incluye el sendero conocido como “Misterios del Tenorio” y los diferentes atractivos vinculados al Río Celeste como: Cascada, Mirador, Laguna Azul, Borbollones y Teñideros.

También se acordó permitir un máximo de 500 visitantes al mismo tiempo o de manera simultánea dentro de los sitios de uso público del área protegida descritos en el punto anterior.

Principio de autotutela

Según el SINAC esta disposición administrativa obedece al “Principio de Autotutela” según el cual la administración no necesita acudir a la vía judicial ni a otros cuerpos policiales para cuidar su patrimonio y hacer respetar las reglas, asimismo basado en el crecimiento exponencial de visitantes, además de la puesta en marcha de metodologías de capacidad turística y manejo de flujos de visitación en Áreas protegidas del SINAC, así como la experiencia en la manejo del visitante.

Se pretende con ello además que el número de visitantes que se encuentren de manera simultánea dentro del Parque y la totalidad de visitantes admitidos durante el día pueda estar acorde con las condiciones actuales de las facilidades y servicios que ofrece el Parque entre ellas: senderos, puentes, escalinatas, mirador e infraestructura existente; así como tener una mayor capacidad de manejo y evacuación de los visitantes en caso de presentarse alguna emergencia o incidente.

La disposición tiene como propósito también adecuarse a la capacidad real con que cuenta el Parque Nacional Volcán Tenorio de personal oficial para garantizar la seguridad de las personas y la riqueza natural del área protegida para atender, manejar y supervisar el adecuado comportamiento de los visitantes en el Sendero Misterios del Tenorio

El principio de In dubio pro natura es un principio de precaución y prevención a favor de los recursos naturales que establece de carácter Precautorio: “Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente”.