Policías limpian monumento de los héroes de la Batalla de Sardinal

Varios policías destacados en el puesto de Delta Costa Rica, cantón de Sarapiquí, viajaron a lo largo de unos 25 kilómetros para realizar labores de limpieza y ornato en los alrededores de tal monumento, ubicado en la desembocadura del río Sardinal en el río Sarapiquí, en el cantón del mismo nombre, provincia de Heredia.

Cabe recordar que, en ese estratégico punto de la frontera norte, el 10 de abril de 1856, un contingente de efectivos del heroico Ejército de Costa Rica, liderados por el general Florentino Alfaro Zamora, libró una ofensiva contra un grupo de filibusteros, quienes sufrieron muchas bajas y terminaron huyendo.

Según la Fuerza Pública, pocas personas conocen la importancia que tuvo la Batalla de Sardinal para liberar a Costa Rica y a toda Centroamérica de las garras esclavistas de los filibusteros.

Entre los que sí tienen claro el valor de esta gesta patriótica y se preocupan de que el país así lo comprenda, son los oficiales de la Policía de Fronteras.

Ellos constantemente se esfuerzan por conservar en las mejores condiciones posibles, el Monumento a la Batalla de Sardinal.

A criterio de algunos estudiosos, es probable que, si nuestros soldados no hubieran frenado en ese punto a los esclavistas, estos se hubieran apoderado de las ciudades de nuestro Valle Central, las cuales estaban desguarnecidas.

Lo anterior debido a que el Presidente Juan Rafael Mora había enviado a todo el ejército costarricense hacia la frontera norte, pues en sólo un día después, el 11 de abril, tendría lugar la Batalla de Rivas.

Así las cosas, nuestros policías fronterizos volvieron a dejar, visiblemente limpio y bien cuidado, el monumento que recuerda a nuestros héroes de Sardinal, a fin de que el pueblo de Costa Rica jamás olvide a quienes hace 162 años lucharon para conservar la libertad que ahora disfrutamos.