Piden no construir más hidroeléctricas ya que hay energía de sobra

Generación hidroeléctrica privada es innecesaria porque se cuenta con suficiente energía.

Proyectos hidroeléctricos de agudiza la crisis financiera en el ICE.

La Federación Conservacionista de Costa Rica (FECON), con base a datos reales afirma que el país no necesita construir más empresas hidroeléctricas porque existe suficiente energía para suplir las necesidades reales de la población y más bien existe un excedente de 1568 mega watt (MW).

De acuerdo con FECON, según el “Informe de la Auditoría Operativa Acerca de la Eficacia y Eficiencia en la Asignación de Fuentes de Energía para la Generación Eléctrica”, de la Contraloría General de la República (i) el país dispone de una capacidad instalada a julio de 2016 de 3.242,5 MW, de los cuales 16,9% (547,7 MW) lo generan privados. Comparada esa capacidad instalada con la demanda máxima registrada el en julio del 2018, que fue de 1.674 MW, tenemos que en el país se registra un excedente relativo de 1.568 MW. Los datos son claros: se cuenta con una sobreoferta de electricidad de un 48%.

ICE debe pagar energía no necesaria

En detalle, de los 3.242,5 MW de capacidad de generación, unos 1.658 MV son de plantas de energía firme, es decir, por tan solo 16 MV de la demanda máxima nacional no se satisface con energía firme. Esto es en extremo importante pues todos los generadores privados con plantas a filo de agua, siempre han argumentado la necesidad de sus “aportes” al sistema para atender necesidades del país, lo cual resulta insostenible desde cualquier perspectiva y a la luz de los datos oficiales debido a que el ICE ha tenido que desembolsar ₡146.663 millones de colones en pago de electricidad que no necesita.

Según el doctor Osvaldo Duran de FECON: “el país tiene ya una oferta eléctrica más que abundante para satisfacer actualmente, y en el futuro, el crecimiento de la demanda en cualquier escenario. Vista la capacidad de generación en comparación con el consumo máximo registrado en el país tenemos que Costa Rica cuenta con un excedente relativo de electricidad de hasta 1.568 MV. Con esos datos la pregunta más que obvia es ¿cómo podrían el Instituto Costarricense de (ICE) y cualquier empresa privada justificar una supuesta necesidad de generación para el mercado nacional?”

Duran agrega que “…¿cómo podrían la Setena y la Dirección de aguas del MINAE, justificar cualquier proyecto privado, como el Proyecto Hidroeléctrico San Rafael de la empresa H Solís, en San Jerónimo de San Pedro de Pérez Zeledón, o los que la misma empresa impulsa en ríos de Turrialba, si los datos oficiales demuestran que son innecesarios.
Desde el movimiento ecologista se ha señalado que existe una insistencia de impulsar la explotación energética en país, incluso dentro de Parques Nacionales, abrir el mercado de la generación, distribución de electricidad a empresas privadas. Ante este fenómeno organizaciones sociales y comunidades se han convertido en los focos de cuestionamiento, oposición y freno efectivo a esos proyectos.

Dos regiones geográficas del país, las comunidades que rodean el Río San Rafael de Pérez Zeledón y la zona de Bonilla de Turrialba, son en este momento focos de agria tensión por el enfrentamiento entre las comunidades y la empresa privada H Solís.

Angélica Alvarado de Ríos Vivos señala que: “la empresa que se vería favorecida con ingresos por más de 34.000 millones de colones, en caso de que su proyecto hidroeléctrico San Rafael fuera definitivamente aprobado en todas las instancias del Estado, nada de extrañar puesto que, hasta el momento, le han resultado del todo complacientes en todas las instancias estatales que rigen la materia.

Alvarado añadió que la generación privada sigue siendo muy inconveniente incluso para casas, industrias y empresas que consumen la electricidad a nivel nacional. Ya que estos generadores privados producen electricidad por encima del costo que lo hace el ICE, que son unos ¢33,64 el Kwh. Por otro lado si lo producen los privados el costo es de ¢55,47 el Kwh.(ii)