Parque y Refugio obtienen mejoras para proyecto de turismo sostenible

  • Programa de US$ 25 millones abordó la inclusión de grupos comunitarios organizados y la creación de encadenamientos productivos para hacer del eco-turismo una alternativa de desarrollo local.
  • Aporte financiero destinó recursos a mejoras físicas en las áreas protegidas entre las que se incluyen senderos interpretativos.

“Sobre el espejo de agua que da vida al humedal del Refugio Nacional de Vida Silvestre Mixto Caño Negro, se extiende un sendero suspendido sobre pilotes, su objetivo: brindar a los visitantes una plataforma natural única para el avistamiento de aves. Su diseño fue planteado por ornitólogos que entendían con claridad los intereses del tipo de turista que visita esta área natural”, señala un comunicado de prensa.

También en la Región se benefició el Parque Nacional Volcán Arenal con infraestructura y senderos destacados.

“Este tipo de infraestructura, pensada para fomentar el enlace entre la conservación, el turismo y el desarrollo local, no hubiera sido posible sin el Proyecto Fortalecimiento del Programa de Turismo Sostenible en Áreas Silvestres Protegidas, conocido también como BID Turismo, del cual se beneficiaron otras diez áreas protegidas”, destaca el comunicado.

El Proyecto inició en octubre del 2011, cuando se publicó en La Gaceta el Contrato de Préstamo entre el Gobierno de la República y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para Fortalecer el Turismo en las Áreas Silvestres del país y en sus comunidades aledañas.

refugio caño negro

encomiedas chepe

Proyecto BID

Guisselle Méndez Vega, coordinadora del proyecto BID Turismo, del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), expresó:  “la esencia del programa consistió en fortalecer el turismo sostenible partiendo de las mejoras en infraestructura turística dentro de las áreas protegidas y facilitando acercamientos con los gobiernos municipales y comunidades. También fortaleciendo las capacidades internas del SINAC y de las comunidades, con herramientas técnicas y capacitaciones…”

Las áreas beneficiadas fueron el Refugio Nacional de Vida Silvestre Mixto Caño Negro y los parques nacionales Volcán Arenal, Cahuita, Corcovado, Volcán Irazú, Manuel Antonio, Volcán Poás, Rincón de la Vieja, Volcán Tenorio y Tortuguero. A estos sitios se destinó aproximadamente un 60% del monto total de $25 millones  en obras de infraestructura como senderos interpretativos, plataformas de observación, baños, cambiadores e infraestructura para la accesibilidad, entre otros rubros destinados a incrementar el atractivo y apreciación de las áreas naturales.

El restante 40% se invirtió en los otros dos componentes del proyecto, uno de gestión sostenible del turismo y otro de fortalecimiento institucional. Gracias al proyecto, la institución cuenta actualmente con planes de turismo sostenible y una nueva metodología que permite gestionar el flujo de visitantes tomando en cuenta indicadores de bienestar de la biodiversidad y los ecosistemas. Esto contribuye a que cada área defina de manera “sensible y variable” cuántos visitantes está en condiciones de recibir sin poner en riesgo el entorno natural.

Para las autoridades del SINAC, el aporte de este programa ha sido el dejar una puerta abierta para continuar adelante con el fortalecimiento de encadenamientos productivos apoyados desde la comunidad, un proceso que ya empezó pero que deberá continuar de manera consistente.

WhatsApp Image 2017-10-06 at 12.22.20
Inversión de diversas fuentes con variados propósitos

Del  total del fondo, $19 millones  fueron financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mientras que los fondos restantes ($6 millones ) fueron una contrapartida en la que participaron el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), las Municipalidades de los sitios donde se encuentran las áreas protegidas beneficiarias y el Ministerio de Hacienda.

“Como aliado estratégico en el desarrollo de Costa Rica, el BID celebra haber apoyado un programa que ayudó a fortalecer el turismo sostenible en áreas silvestres protegidas a lo largo del país, mediante inversiones en destinos turísticos para mejorar la infraestructura, la información y la atención a visitantes,  con lo cual contribuimos directamente al desarrollo socioeconómico de las comunidades y a la conservación de los recursos naturales. Nos complace mucho ver los logros alcanzados con este financiamiento,  destacó Fidel Jaramillo, Representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Costa Rica.

toño ruiz fotografías

Compartir

Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR –

Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun –

Correo: geraquesada@gmail.com

Deja un comentario