ICE toma medidas preventivas en Planta Toro I y II ante actividad del Poás

Durante una sesión de trabajo en las instalaciones de la Planta Hidroeléctrica Toro I, personal del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), generadores privados, cooperativas y pobladores locales, estudiaron los posibles escenarios que impactarían la infraestructura de generación eléctrica y su entorno, en la zona norte del país por la actividad del Volcán Poás.

“Debemos tomar medidas preventivas pensando en escenarios extremos. Es posible que el Poás evolucione hacia una actividad más fuerte, es decir, erupciones más grandes y concentradas de ceniza que nos afectarían”, dijo Guillermo Alvarado, vulcanólogo del Instituto y de la Red Sismológica Nacional (RSN).

Luis Alfredo Mora, jefe de las plantas Toro I y II, señaló que “estamos trabajando en un sistema de alertas tempranas y mejorando el monitoreo preventivo para salvaguardar los activos productivos de la institución. En cuanto detectamos bloques de material, activamos el protocolo: cerramos compuertas de acceso y abrimos la descarga de fondo para que el agua fluya con normalidad”.

Desde el 15 de mayo de 1953, el Poás no había tenido una actividad intensa. Ese año registró erupción constante que se mantuvo dos años, de acuerdo con registros históricos expuestos por Alvarado.

Alertas

“Precisamente consideramos las probabilidades con base en datos, y aunque las posibilidades de que ocurra eventos mayores son bajas, siempre deben considerarse y modelar los peores escenarios para estar preparados”, expresó Alvarado.

Debido al arrastre de material volcánico en los ríos Toro y sus afluentes (Desagüe, Segundo y Agrio), el ICE sacó de operación el complejo Toro desde las 7:00 p.m. del miércoles 12 de abril al sábado 15, a las 3 de la tarde. Luego, hubo un impasse entre las cinco de la tarde de ese día al mediodía del domingo, informó Mora.

Químicos y geólogos de Estudios Básicos del ICE están analizando las muestras periódicas de las aguas de ríos y afluentes locales, así como la composición de los sedimentos. Se esperan los primeros resultados a finales de esta semana.

El complejo Toro I, II y III aprovecha las aguas del río Toro y aporta 140 MW al Sistema Eléctrico Nacional. Sus obras se ubican a lo largo de los cantones de Grecia, Valverde Vega y San Carlos, en el norte del país.

Compartir

Periodista Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva UCR –

Tres veces ganador del Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené / Óscar Cordero Rojas y mención honorífica, Premio Nacional Ángela Acuña Braun –

Correo: geraquesada@gmail.com